Trabajadores a honorarios del FOSIS acusan que no les han pagado desde diciembre

Trabajadores a honorarios del FOSIS acusan que no les han pagado desde diciembre

Mientras Contraloría y el FOSIS se responsabilizan mutuamente, los funcionarios denuncian que esta no es la primera vez que esto sucede. Aseguran que en esta oportunidad hay una falta de voluntad para solucionar el problema, que tiene a cerca de 300 trabajadores públicos sin sueldo ni seguro de accidentes desde fines del año recién pasado.

Es la tarde del 6 de febrero y, afuera de la sede regional del Fondo de Solidaridad e Inversión Social (FOSIS), los dirigentes y funcionarios del Sindicato Nacional de Trabajadores a Honorarios de la institución se manifiestan con carteles, banderas y un megáfono. Hasta la fecha han pasado 52 días desde que les pagaron su último sueldo. Entre el tumulto, Gabriela Troncoso, Gestora Familiar del FOSIS y directora secretaria del Sindicato,  conversa en la entrada con Juan Pablo Guerra, Agente de Desarrollo Local del Área de Empleabilidad, vicepresidente y fundador del Sindicato. Ambos ven muy complicada una situación que, de acuerdo sus experiencia, está lejos de solucionarse. "La precariedad de los trabajadores a honorarios en el Estado, es algo que viene desde hace mucho tiempo”, expresan los dirigentes a The Clinic. No es la primera vez que les dicen que no les van a poder pagar porque sus contratos aún no están aprobados por Contraloría. Según Guerra, este es la típica "pasada de pelota" que lleva años ocurriendo entre FOSIS y la Contraloría General al momento de revalidar los contratos de los funcionarios a honorarios. Problemas con la nueva administración En agosto de 2018 ocurrieron desvinculaciones masivas en la institución, que alcanzaron a 120 funcionarios aproximadamente en todo Chile. Los motivos que le dio la administración entrante al Sindicato para justificar los despidos en ese momento fueron "reestructuración" y "mala evaluación", recuerda Juan Pablo. Hasta el momento, según los representantes, no han visto ninguna reestructuración y tampoco se les ha mostrado ninguna evaluación. "La evaluación oficial del FOSIS no puede haber sido, porque esa la terminamos mientras se hacían las desvinculaciones en agosto", afirma Guerra. En la misma línea el antropólogo cuenta que "Luego, en la recontratación de fin de año, hubo cerca de 60 trabajadores más a los que no les renovaron el contrato". Según los dirigentes, el proceso de recontratación de un trabajador a honorarios es un poco engorroso. Guerra explica que primero se redactan los contratos a nivel central del FOSIS, para luego mandarlos a las administraciones regionales correspondientes. Aprobados por las partes, estos se devuelven firmados por los trabajadores a la central, que los revisa y los dirige al Ministerio de Desarrollo Social. Cuando les dan el visto bueno, estos se devuelven una vez más al FOSIS central, que los manda a un último trámite antes de su validación definitiva: la toma de razón de Contraloría. La toma de razón se refiere únicamente a la revisión por parte de Contraloría, que se cerciora que los fondos estén adecuadamente destinados y que no haya irregularidades en los pagos. Para reenviar los contratos aprobados, el organismo tiene 15 días hábiles de plazo legal. Según Gabriela Troncoso, hay dos categorías de contratos en este caso. Los que son por más de 250 UTM anuales y los que están bajo ese monto ($12. 076.250 al año). Los que son inferiores a ese valor no necesitan pasar por la toma de razón de Contraloría y, sin embargo, “también hay atrasos en algunos pagos de ese tipo de contratos”, explica la trabajadora social. Los trabajadores cuyas remuneraciones superan las 250 UTM anuales y que sí necesitan la aprobación de Contraloría “son alrededor del 70% de los funcionarios de la institución que trabajan a honorarios”, dicen los representantes sindicales. Estos serían cerca de 300 empleados a lo largo de todo Chile que se encuentran hace 52 días sin recibir un sueldo. Según la dirección del FOSIS, afirman los dirigentes, esto se debería a que aún no han recibido la toma de razón de los contratos por parte de Contraloría, por lo que no pueden proceder a realizar los pagos. Antecedentes obviados Para el Gobierno, los trabajadores públicos a honorarios son considerados como independientes, aunque generen un vínculo laboral de subordinación al Estado durante muchos años. Es por esto que, con la nueva Ley de Cotizaciones que rige a partir de 2019, ellos son los encargados de realizar los pagos para mantener un seguro de accidentes, cosa que no han podido hacer. "En este momento estamos trabajando sin seguro", comenta el vicepresidente del Sindicato. “El año pasado también ocurrió lo mismo, pero con la salvedad de que se nos pagó el sueldo y el seguro cuando reclamamos que hubo un atraso, porque las autoridades del momento tenían la voluntad de hacerlo". El 5 de octubre de 2018, el Sindicato se reunió con el director ejecutivo del FOSIS, Felipe Betancourt, para expresarle sus preocupaciones porque la gente que justamente había hecho los trámites de recontratación anteriormente, y que conocía todo el proceso y las situaciones que ocurrían, había sido desvinculada. Los dirigentes se referían a Manuel Vidal y María Isabel Cepeda, del departamento de Administración y Finanzas, y al encargado de Personal, Jaime Tobar. Estos funcionarios, que trabajaban bajo la dirección de Cristián Troncoso en ese tiempo (recontratación 2017-2018), realizaron las gestiones necesarias para entregar sus sueldos a los trabajadores a honorarios, a pesar de que sus contratos aún no terminaban la tramitación. En esa ocasión, el Sindicato basó su caso y argumentos en dictámenes de Contraloría, a los que The Clinic tuvo acceso. En uno de los dictámenes fechado el 3 de julio de 2015, donde se analiza el caso de una funcionaria del Complejo Asistencial Sótero del Río, se lee lo siguiente: “En el evento que la peticionaria efectivamente hubiese cumplido las labores que indica, que el hecho de no haberse materializado su designación o suscrito el respectivo contrato a honorarios, no constituye fundamento para no pagar las rentas pertinentes. Lo anterior, en razón del principio de enriquecimiento sin causa, que impide a la Administración del Estado beneficiarse de la actividad desarrollada por una persona sin que medie una retribución pecuniaria…” Amparados por lo anterior, los dirigentes han solicitado en 2 ocasiones a Contraloría que se pronuncie al respecto, para que los trabajadores puedan recibir los sueldos que se les adeudan. ¿Culpa de Contraloría o del FOSIS? Luego de varios días de reuniones con la administración, la última de ellas el día 18 de enero de 2019, los dirigentes aseguraron que se les informó que, desde FOSIS, habían enviado todos los contratos y cumplido con todos los procesos, y que solo estaban a la espera de que la Contraloría tomara razón. Felipe Betancourt incluso mandó un oficio a la Contraloría en el que cita el Decreto de Ley 786 del año 1974, en el que se establece que solo en el caso de los funcionarios de planta y a contrata, el empleador puede apercibir sus remuneraciones aunque su nombramiento o contrato no se encuentre totalmente tramitado. Por esto, Betancourt indica que no habría jurisprudencia en caso de empleados contratados a honorarios y que necesita que la Contraloría se pronuncie al respecto para poder pagar los sueldos de los funcionarios, pues “dados los plazos de tramitación que se requieren (…) no es posible tramitar a tiempo para pago en enero los mencionados contratos”, se lee en la misiva. A raíz de este documento y de las denuncias de los funcionarios, The Clinic consultó a la Contraloría sobre la toma de razón de estos contratos, los plazos del proceso, y una eventual pronunciación por jurisprudencia que permita pagar los sueldos a los empleados públicos en este caso. La II Contraloría Regional Metropolitana, acusa que solo “a partir del 25 de enero comenzó a recibir contratos a honorarios de trabajadores del FOSIS correspondientes al año en curso para su estudio”. Esto ocurre 10 días después del plazo establecido para pagar los sueldos de enero y siete días después de la última reunión del Sindicato con la dirección, en la que se les aseguró a los trabajadores que sus contratos ya habían sido enviados para la toma de razón. “De acuerdo a la estipulado en la Ley N°10.336, en su Art. 10°”, continúa la explicación, “la CGR tienen un plazo de 15 días hábiles contados desde la fecha de recepción de los documentos que requieran toma de razón. Hasta el miércoles 6 de febrero de 2019 han transcurrido ocho días hábiles, por lo tanto, la institución está trabajando para que el proceso se ajuste a los plazos que exige la normativa”. “Respecto de las presentaciones efectuadas por un grupo de trabajadores solicitando un pronunciamiento de la CGR para el pago de honorarios, dicha presentación está en estudio”, concluye la respuesta oficial. Mientras, desde FOSIS argumentaron a The Clinic que sus representantes se encontraban muy ocupados como para dar declaraciones al respecto, pues tenían preocupaciones más urgentes que atender.
Comentarios
Sabía ud que... EN LOS CARRETES DE LOS ZANCUDOS SIEMPRE HAY ALGO PA PICAR. -------------------------------- Sabía ud que... HAY PERSONAS TAN MALÉFICAS QUE SON EL SEXO DEVIL. -------------------------------- Sabía ud que... LOS MÁS SUPERSTICIOSOS SON LOS CARPINTEROS PORQUE ESTÁN TODO EL DÍA TOCANDO MADERA. -------------------------------- Sabía ud que... CUANDO HANNIBAL LECTER LEE UN LIBRO DE COCINA, PARTE POR EL ÍNDICE. -------------------------------- Sabía ud que... COMO NO VAN A DEJAR LIBRE A LOS LADRONES SI LES DICEN “HABLE AHORA O CALLE PARA SIEMPRE”. --------------------------------