El alcalde del Lago Ranco, Miguel Meza, se metió de lleno en la polémica generada por el presidente de Gasco, Matías Pérez, quien echó a tres mujeres de una playa de la comuna argumentando que estaban en “su” jardín.

En medio del revuelo generado por el abogado, el edil sostuvo a Radio Cooperativa que “vamos a sumar este antecedente a un inmenso registro que tenemos de denuncias”.

Agregó que “no se necesita hacer un gran estudio para darse cuenta de que la playa es más de lo que se ve”.

En esta línea, afirmó que “hoy día, la DOH (Dirección de Obras Hidráulicas) nos aprobó 93 millones de pesos para hacer un estudio de las aguas más altas. (…) Eso es lo que tenemos que hacer en toda la cuenca, y así vamos a evitar este tipo de problemas”.

Eso sí, el alcalde de Lago Ranco fue enfático en indicar que “quedó marcado el registro de que el lago llega mucho más arriba de donde estaban las señoras”.