El presidente de Gasco, Matías Pérez Cruz, emitió un comunicado en el que se desarma en disculpas hacia las tres mujeres que echó de una playa del Lago Ranco, argumentando que estaban en “su” jardín.

Según consigna La Tercera, en su escrito el abogado de profesión asume el mea culpa luego de que el Ministerio de Bienes Nacionales confirmara que las mujeres estaban en un lugar de uso público.

“Ofrecer mis disculpas a las citadas personas (las tres mujeres) por el mal rato que pudieron haber sufrido, lo que incluso quisiera hacer personalmente, intención que le consta a diversas autoridades”.

Sobre su cuestionado comportamiento, explicó que “desgraciadamente, dicha conversación que se ha hecho pública a través de las redes sociales, no es completa y además fue producto de diversas situaciones delicadas en el acceso a mi propiedad desde el lago, ocurridas con anterioridad, aunque repetitivas”.

Respecto al trolleo que ha recibido por redes sociales, criticó que “la denostación que se me ha inferido a través de las redes sociales, esto es, con publicidad (lo que nuestra legislación sanciona con más severidad), tanto en forma directa como larvada, debe preocuparnos como sociedad. No solo porque suele ser artera, sino que además anónima, en la que ya ni siquiera se ataca a la persona, sino que a lo que ella representaría, donde influyen diversas pasiones y/o suposiciones, creando un clima hostil”.

“En mi vida profesional me he preocupado de esto último, colaborando a crear jurisprudencia sobre dicha esfera, como consta en diversas revistas especializadas de derecho”, planteó.

“Solo espero poder conversar con las personas afectadas, sin grabaciones subrepticias, y aclarar cualquier diferencia que pudiera haber habido en nuestras posiciones”, sentenció.