Pasadas las 19 horas del día de ayer se realizó el evento del día de los enamorados convocado por la Municipalidad de Maipú, donde invitaban a los vecinos a encontrar a su media naranja con el “Tinder presencial” en la Plaza Monumento.

“Recordarles que esto es un juego, quizás no encuentran el amor de su vida pero lo pasan bien y pueden encontrar a un amigo”, recomendó la alcaldesa Cathy Barriga.

Las y los interesados debían inscribirse en un stand, que estaban ubicados en la entrada de la plaza. Estos fueron clasificados según su rango de edad en cuatro grupos: de 18 a 28 años, de 29 a 39 años, de 40 a 50 y los mayores de 50.

La idea era que cada persona se instalara en una silla frente a otra del sexo opuesto para poder conversar. Tenían un minuto para poder conocerse, hasta que sonara un gong, los hombres se movían un puesto hacia la derecha o a la izquierda de la mesa, dependiendo del lado de la explanada en el que se encontraban, para conocer a otra posible pareja.

“A veces es mejor el contacto visual, cuando las palabras sobran y donde prima el amor”, prosiguió la alcaldesa de Maipú.

Mientras se realizaban las citas de un minuto, el show seguía y los regalos iban y venían. Con Los Vásquez sonando de fondo, la alcaldesa comenzó a girar una tómbola donde estaban los nombres de las parejas que estaban de púbico, y sacó al rededor de tres pares de nombres quienes se llevaron vales por una cena en un restorán de sushi.

Luego la cosa subió de pelo. La alcaldesa hizo un llamado a la pareja que quiera comprometerse ahí mismo y a cambio le regalaría las argollas de matrimonio, cortesía de Joyas Barón.

Roberto y Lucila no lo dudaron y ambos se levantaron para llegar al escenario. Después de varias miradas, sin poder decir nada y bajo la mirada de casi mil personas, entre participantes y público, se comprometieron. “Amor, ¿te quieres casar conmigo?”, comenzó Roberto,  lo que Lucila responde “sí quiero”.

“Lo que es la vida y los destinos, la argolla le quedó perfecta. Yo tengo dos pares de argollas porque cuando me llegó a mi, la encontré pequeñita”, confesó la alcaldesa. Además, el municipio se comprometió a ayudarlos a financiar el matrimonio, que esperan se realice el 26 de octubre de este año. “El amor sí existe”, sentenció Cathy.

El evento y las citas de un minuto seguían, y había llegado el momento de la Kisscam, al más puro estilo del entretiempo del fútbol americano. La pareja que estaba siendo grabada debía besarse y luego de eso se les regalaban entradas para el cine. Fueron al rededor de 4 parejas las afortunadas.

Sin más preámbulo, la alcaldesa llamó a las personas que se atrevían a declarar su amor y fue una señora de aproximadamente 50 años quién tuvo la valentía de pararse y decirle lo que sentía a su marido. “Perdón por hacerte sufrir, gracias por siempre estar a mi lado, a pesar de haberte echado de la casa. Siempre has estado conmigo y nuestras hijas y por eso te pido perdón y te quiero decir que te amo”, dijo la señora entre lágrimas y su marido le respondió que “estaré a tu lado pase lo que pase”.

Sonaba Amame de Luis Jara y cada participante de las citas anotaba los nombres de las 3 personas que sintieron mayor atracción, mientras los “promotores” del evento se encargaban de ordenar todo y llamar al escenario a todas las parejas que coincidieron.

Finalmente, María José Reveco (22) y Bryan Cáceres (27)  fueron la pareja ganadora del premio más grande del Cathinder: entradas para comer en un restorán y una invitación para un evento.

“Era el más serio de todos, me gustó que me escuchara en el minuto en que nos conocimos, había algunos chicos que lo único que hacían era hablar y hablar y no me dejaron conversar”, comentó la joven a LUN sobre su “match”.“A ambos nos gusta leer y preferimos pasar en casa en vez de carretear”, finalizó.

La jornada destacó con un tributo a Luis Miguel y a otros cantantes, regalos varios: viajes al sur de chile, a Buenos Aires, dulces con formas de corazón y para las 16 parejas que hicieron “match” peluches de ositos y flores.

El momento de entregar los pasajes a Buenos Aires tuvo un pequeño desliz. La alcaldesa llamó a alguien del público para que la ayudara con la tómbola y pasó un viejito a lo chuña, que se puede deducir celebró más de la cuenta,  y con un acento argentino se puso a leer a los ganadores. Por su participación se le regaló una caja de vino a lo que la alcaldesa afirmó que “quizás no es el regalo más adecuado para usted, pero ¡feliz día del amor!”.

La alcaldesa detalló que las personas que más llegaron a estas citas rápidas fueron entre los 18 a 28 años y las mujeres de 50 años o más.“Las personas que asistieron fueron valientes porque el chileno en general es tímido”, concluyó Cathy Barriga al finalizar esta gran fiesta que rinde homenaje al amor.