Sigue sin control el grave incendio de Colonia Sur en las cercanías de Cochrane, Región de Aysén, donde van quemadas más de 15 mil hectáreas de bosque nativo.

El viento, las condiciones geográficas, las dificultades de acceso y recursos limitados han sido factores que han impedido el control de la emergencia, en la que trabajan al menos 150 personas..

Se han destinado un total de 11 aeronaves para el combate del fuego, pero la intensidad del siniestro ha generado problemas en el control del fuego.

El incendio ya alcanza ribetes históricos convirtiéndose por ahora en el segundo más catastrófico de la región de Aysén, según La Tercera, a 1.600 hectáreas quemadas del que afectó a la Isla Gran Guaiteca, donde se destruyeron 16.761 hectáreas de bosque nativo en el año 1998, extendiéndose por 18 días.

Esto en los tiempos modernos ya que a inicios de siglo se produjeron extensos incendios iniciados por colonos para despejar áreas con la motivación de despejar terrenos para el agro y el pastoreo.