El ex director del Festival de Viña, Sergio Riesenberg, desclasificó el pésimo momento que tuvo que sufrir luego de que el ex agente de la CNI, Álvaro Corbalán, lo apretara por no incluir a Maripepa Nieto en el certamen.

En conversación con Radio ADN, Riesenberg aseguró que “yo le dije que no”, por lo que Corbalán lo amenazó y asustó de mil formas.

En este sentido afirmó que “pagué. Cumplió todas sus amenazas. Por dios que lo pasé mal. Tres revisiones de Impuestos Internos en una semana; las cuentas bancarias complicadas; no tenía estacionamiento, oficina ni programa”.

“Seguía en el canal porque yo dirigía a Pinochet. Fue atroz. Y que te llamen por teléfono diciendo ‘tus hijas van saliendo del colegio, que lindas están vestidas de tal color'”, sentenció.