Violento Parra cuenta cómo zafó de ser alimento del monstruo del Festival de Viña

“Hacer reír no es fácil. Le di para delante. Sentía que la gente tenía intenciones de conectar. Y al final pudieron aceptarlo y nos premiaron con las gaviotas”, dijo.

Tensos momentos vivió el humorista nacional, Mauricio Palma, sobre el escenario del Festival de Viña del Mar.

Resulta que tras la locura desatada por los Backstreet Boys, el comediante recibió pifias de entrada y le costó ganarse al público durante grandes pasajes de su show.

Lo cierto es que con el correr de los minutos, Palma salió al paso de las pifias y evitó ser devorado por el monstruo de la Quinta Vergara con su personaje del “Violento Parra”.

Según consigna La Cuarta, el humorista reveló cómo evitó fracasar en su paso por el certamen viñamarino:

“Hacer reír no es fácil. Le di para delante. Sentía que la gente tenía intenciones de conectar. Y al final pudieron aceptarlo y nos premiaron con las gaviotas”, dijo.

Añadió que “el libreto estaba aprendido así y al final la gente conectó”.

“Nos vamos con el cariño que es lo más importante”, cerró.

Comentarios