El líder opositor venezolano Juan Guaidó regresó este lunes a Caracas y fue recibido por una multitud en el aeropuerto y por representantes de la comunidad internacional tras una gira por varios países de Sudamérica.

“Estamos”, dijo Guaidó a periodistas y exclamó: “Seguimos en la calle, seguimos movilizados”.

Al respecto, el presidente Sebastián Piñera afirmó este lunes que no quiere pensar “ni por un instante” la posibilidad de que el régimen de Nicolás Maduro detenga al presidente del Parlamento venezolano que anunció que regresa a su país después de una gira por Latinoamérica.

“No puedo pensar ni por un instante que la dictadura en Venezuela va a tomar preso a una persona que está actuando dentro de la Constitución”, dijo Piñera a los periodistas en el Palacio de la Moneda.

El mandatario indicó que espera que Venezuela “reciba como se merece al presidente legítimo” del país, y subrayó que Guaidó fue elegido como gobernante encargado por la Asamblea Nacional, de mayoría opositora y “la única institución que tiene legitimidad democrática”.

Guaidó, reconocido como presidente interino por medio centenar de naciones, anunció para este lunes su regreso a Venezuela luego de visitar en los últimos días Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina y Ecuador.

El opositor, que abandonó el pasado 22 de febrero el territorio venezolano, tenía una prohibición de salir del país dictada por la Justicia, que está investigando su proclamación como presidente interino, lo que el Tribunal Supremo no avala ya que solo reconoce a Maduro como jefe de Estado.

La posibilidad de que sea detenido al ingresar a Venezuela ha puesto en alerta a los aliados de Guaidó, y Estados Unidos advirtió de que lanzará una “respuesta fuerte y significante” a cualquier acto contra el opositor.

Sebastián Piñera destacó que Guaidó desea regresar a su país con el “único objetivo” de entregar al pueblo venezolano el “derecho a elegir libre, democrática y transparentemente a su presidente” a través de la convocatoria de elecciones.