La Contraloría General de la República se metió de lleno al debate en torno a la utilización de WhatsApp como una herramienta de los jefes para dar instrucciones de pega a sus empleados.

Según consigna T13, el organismo manifestó que “resulta plenamente eficaz que aquéllas (instrucciones laborales) se realicen por medio de mensajes remitidos a la casilla de correo electrónico institucional que dispone cada empleado”.

En este sentido, Contraloría señaló que es más eficaz y prudente usar los correos electrónicos laborales, objetando así el WhatsApp como herramienta de pega.