“Nos estábamos preparando para esto”, ha dicho en las últimas horas Ren Zhengfei, fundador y presidente de Huawei luego que se diera a conocer el cortocircuito con Google.

¿Qué pasó? La empresa estadounidense impedirá el uso de algunas actualizaciones dentro del sistema operativo Android, además de imposibilitar el acceso a algunas de las aplicaciones más conocidas. Esto luego que el presidente norteamericano Donald Trump pusiera a Huawei en la lista negra de compañías con las que empresas norteamericanas no pueden negociar si no cuentan con una licencia especial.

El detalle de las consecuencias para los consumidores de los productos de la marca es básicamente el siguiente: La compañía dejará de recibir actualizaciones de seguridad y soporte técnico de Google, y cualquier dispositivo nuevo ya no tendrá aplicaciones como YouTube y Maps.

Asimismo, si Google lanza una actualización del sistema operativo la compañía china no podrá disponerla para sus consumidores.

A nivel local esta fue la reacción de la marca, a través del siguiente comunicado: