Gianluca, a esta altura un artista integral más que un trapero, se presentó en formato banda, con guitarra, teclado, batería y respectivos nuevos arreglos para clásicos como “Bart” y “Siempre triste”. Cabe recordar que años atrás, el 2017 y 2018, se presentaba solo con los productores TytoKush  y Dirty Fingaz, quienes le tiraban las pistas en vivo. Pero ahora, más cerca de un sonido orgánico, se paseó sobre el escenario de la Blondie como un frontman, es decir, dirigiendo a su propia banda.

Uno de los bloques que hizo bailar a los asistentes fue el combo compuesto por los hits “Rosas”, “Summer Love” y “Amor Platónico”. Muchos literalmente enloquecieron cuando Trinidad Riveros se subió al escenario para cantar junto a Gianluca Abarza. En el backstage, justo antes de que los dos amigos se subieran al escenario, el joven fotógrafo Paulo Peña aprovechó de retratarlos en las escaleras de la Blondie.