El delantero brasileño Gabriel Jesús fue expulsado de la final que coronó a su selección como el nuevo campeón de la Copa América, tras derrotar por 3-1 a Perú.

El jugador del Manchester City recibió su segunda tarjeta amarilla a los 73′, luego de chocar con un defensor peruano mientras intentaba ganar un cabezazo.

La decisión tomada por el árbitro chileno Roberto Tobar desató toda su rabia, y según se puede apreciar a través de un video grabado desde la tribuna preferencial del estadio Maracaná, el delantero estuvo a punto de botar la caseta del VAR, donde los jueces revisan las jugadas que estimen necesarias.

Posteriormente, Gabriel Jesús se ubicó en el túnel de salida y, entre lágrimas, continuó reclamando por su expulsión.