Habla la venezolana que sufrió un aborto mientras tramitaba su visa para ingresar a Chile

“Todavía la lucha sigue y seguirá para ingresar a Chile”, aseguró Dimely Bracho.

Dimely Bracho, venezolana que sufrió un aborto mientras tramitaba su visa para ingresar a Chile, relató todo lo que vivió en momentos en que luchaba por conseguir una oportunidad para probar suerte en nuestro país.

Según consigna el sitio peruano Radio Uno, Bracho Ddetalló desde el Hospital Hipólito Unanue de Tacna que el pasado 21 de junio “en la frontera con Chacalluta y Chile, me hicieron un examen y luego me informaron que debía tener reposo, no debía estar en las condiciones que ahí me encontraba. Sin embargo, debido a las condiciones, no tenía cómo tener reposo”.

Añadió que “estaba luchando por la visa. Me encontraba durmiendo en la frontera, hasta el día 28 que llegó la guardia y nos obligó a salir de la frontera y nos vinimos al Consulado”.

En otros pasajes, la mujer indicó que “debía tener reposo absoluto para que no siguiera sangrando. Pero, debido a la situación que presentaba yo no pude tener reposo porque debía dirigirme al Consulado por la cuestión de la cita. Sin embargo, salí de aquí y fui al Consulado y planteé mi caso y me dijeron que no, que yo debía esperar mi turno”.

En este sentido, aseguró que “cuando llega el día de mi cita, que fue cuando me atendieron, que fue el día jueves, la visa se me fue negada. Más sin embargo nos informaron que debía estar allá porque nos iban a dar una planilla para que aquellas personas pudieran plantear su caso”.

De acuerdo a su relato, la mujer aseveró que “debido a mi necesidad, me dirijo nuevamente al Consulado, lleno la planilla y comienzo a sentirme mal. Me dieron dolores fuertes y mi esposo pedía traerme al hospital, pero yo quería seguir luchando. Cuando comencé a sentirme peor aún, decidí irme al refugio para reposar, pero ya era demasiado tarde. El sangrado era más profundo y el dolor se hacía cada día más fuerte”.

Junto con decir que su visa fue negada porque el pasaporte fue emitido el 2012 y no en 2013 como se solicitaba, la mujer pidió poner atención a cada caso “porque cuando ya es demasiado tarde ya no se puede solucionar nada…Ha venido gente del Consulado, pero ya perdí a mi bebé”.

“Todavía la lucha sigue y seguirá para ingresar a Chile”, sentenció.

Comentarios