YouTube

La respuesta de Netflix al Ministerio de Cultura británico tras pedir que se advierta siempre que “The Crown” es una serie ficticia

"The Crown", la serie de Netflix que dramatiza la vida de la familia real británica, regresa con dos nuevos personajes y una polémica. La cuarta entrega introduce, por un lado, a Margaret Thatcher y por otro, a la querida princesa Diana de Gales. Debido al revuelo que han producido estas interpretaciones, el ministro de Cultura británico, Oliver Dowden, pidió a la plataforma que cada capítulo viniera con una advertencia de que se trata de una ficción. Sin embargo, desde el streaming, aseguraron que no tienen planes de hacerlo, pues "tenemos plena confianza en que nuestros miembros entienden que es una obra de ficción".

Esta semana, el ministro de Cultura británico, Oliver Dowden, pidió que al inicio de cada capítulo de “The Crown”, la serie que dramatiza los eventos ocurridos en la familia real del Reino Unido, se advirtiera que se trata de una ficción. Sin embargo, Netflix aseguró que “no tiene planes” de hacerlo.

En entrevista con el medio británico, Daily Mail, el ministro dijo: “Es una obra de ficción bellamente producida, así que al igual que con otras producciones de televisión, Netflix debería tener muy claro al principio que es solo eso. Sin esto, me temo que una generación de espectadores que no vivió estos eventos puede confundir la ficción con la realidad”.

Sin embargo, desde Netflix rechazaron la petición del gobierno. Un representante de la plataforma argumentó en la revista estadounidense, Variety, que “siempre hemos presentado ‘The Crown’ como un drama, y tenemos plena confianza en que nuestros miembros entienden que es una obra de ficción que se basa en general en eventos históricos”,

“Como resultado”, siguió el portavoz de la plataforma de streaming, “no tenemos planes y no vemos la necesidad de agregar una exención de responsabilidad.

El revuelo que ha causado la cuarta temporada de “The Crown” se ha debido, en parte, al ingreso dos de los personajes más famosos e insignes de la realeza británica: por un lado, Margaret Thatcher, en una aclamada interpretación de Gillian Anderson, y por otro, comienza a narrarse la historia de la princesa Diana de Gales, interpretada por la joven, Emma Corrin.

Comentarios