Fotos: UAHC

Admisión especial, programas integrales vespertinos y flexibilidad: otra forma de aprender y compatibilizar la vida universitaria

A través de carreras vespertinas, programas de titulación especial para profesionales y estudiantes que trabajan, la Universidad Academia de Humanismo Cristiano ha alentado a nuevos estudiantes a seguir sus carreras profesionales y reforzando programas diversos que apuntan a desarrollar habilidades integrales.

Ingenieros/as comerciales reconvertidos/as en profesores/as de matemáticas, fotógrafos/as tras el sueño de ser realizadores/as cinematográficos, periodistas que abandonaron su carrera por la familia y logran titularse, o funcionarios/as administrativos del sector público que dan el salto definitivo hacia una mejora en su carrera, son algunos de los casos de personas que, a través de las oportunidades académicas vespertinas de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, le han sacado máximo provecho a su tiempo y capacidades.

Carreras vespertinas, Programas de Prosecución de Estudios, Programas Especiales de Titulación y Programas de Segunda Titulación en el área de la Pedagogía, han experimentado un gran aumento en sus matrículas los últimos dos años, según cifras del Consejo Nacional de Educación, CNED. Es el caso del Programa de Segunda Titulación de Formación Pedagógica en Enseñanza Media para Profesionales de la Facultad de Pedagogía de la UAHC. Con un alza del 260% en sus matrículas, este programa orientado a profesores/as y licenciados/as de áreas específicas del saber, se articula con los requerimientos de certificación que el Mineduc exige a educadores/as de enseñanza secundaria. 

El jefe de este programa, profesor Boris Cofré, explica que la carrera que forma profesores/as de música, artes visuales, historia, lenguaje o matemática, entrega a lo largo de tres semestres formación y actualización de la disciplina con asignaturas como Historia y políticas de la educación en Chile, teoría del aprendizaje, formación ciudadana y cultura escolar. “De entre todas ellas, las que más han valorado nuestros/as estudiantes son Derechos Humanos, Género y Culturalidad”, que es parte del sello propio de la Universidad y de las inquietudes que los/as mismos/as postulantes traen consigo al considerar cursar este programa en la Academia”. 

El Programa de 2da Titulación de Formación Pedagógica en Enseñanza Media para Profesionales incluye también un seminario de grado y práctica profesional, como espacios garantizados y personalizados, donde el/la interesado/a puede escoger a sus propios profesores/as guías. “La Universidad, la carrera y la Facultad coinciden con este programa en su perspectiva y mirada progresista respetuosa de los DDHH, prácticas pedagógicas no sexistas centradas más en el aprendizaje que en la enseñanza horizontal, con un marcado perfil crítico, propio de la sociedad que demandan los movimientos sociales de hoy”, describe Cofré. 

VOLVER A LOS ESTUDIOS CON RIGOR Y FLEXIBILIDAD

Jorge Pizarro, licenciado en Letras, se sumó a este desafío, porque estaba en busca de un programa de doble titulación que contemplara contenidos sobre multiculturalidad, inclusión y Derechos Humanos, pero por sobre todo que fuese flexible para un profesional que ya llevaba 10 años trabajando cuando decidió volver a especializarse como educador.

 “Para mí era muy importante que este proyecto fuese vespertino, pues ya existe en modalidad diurna en otras universidades y no hay otra opción para quienes trabajamos. Los ya licenciados tenemos una expectativa respecto a estas facilidades de horario que resultaron ser una de las mayores ventajas del programa”, asegura el estudiante. 


La licenciada en Historia, Natalia González, también obtuvo una segunda titulación en el programa. “Lo que más valoré fueron la didáctica de la especialidad, que nos enseñaba a simplificar el conocimiento y volverlo accesible a los y las estudiantes, y la profundización de teorías y herramientas para enseñar Historia en el aula. Por otro lado, si bien se planteaba complejo trabajar y estudiar al mismo tiempo, el programa demostró ser muy flexible en cuanto a los tiempos y evaluaciones. Me pareció muy práctico realizar los trabajos en grupo y que las actividades se entregaran en las mismas clases para no llevarte deberes para el poco tiempo libre que queda”, detalla Natalia.


En el caso del Programa Especial de Titulación en Licenciatura en Cine con mención en Cine Documental, la propuesta incluye una sólida formación técnica y teórica con talleres específicos de fotografía, edición, sonido, guión y metodologías para la realización. 

Suma, además, importantes recursos estéticos y de desarrollo de proyectos que enriquecen tanto a quienes acceden al programa con o sin conocimientos audiovisuales previos, explica Simone Pavin, egresada de este programa de estudios y documentalista especializada en el registro audiovisual para organizaciones sindicales y gremiales. 

“La Licenciatura en Cine Documental es ideal para considerarla como una alternativa de continuidad de estudios ya que las herramientas y habilidades que brinda permiten acoplarse en distintos ambientes y tipos de trabajo. Me ha tocado ver personalmente que cada vez se requiere de más personas con conocimientos audiovisuales para encabezar equipos de investigación, por ejemplo. En ese sentido, yo sumé un diplomado en investigación cualitativa que me ha permitido potenciar mi labor en el cine documental”, señala sobre una progresión profesional que ha fortalecido su proyecto independiente.

La realizadora también ha visto cómo otras líneas profesionales de periodistas, sociólogos/as, antropólogos/as y otros/as han abrazado este lenguaje en sus respectivas disciplinas gracias a una malla curricular que aporta ramos básicos para introducirse en el lenguaje cinematográfico, audiovisual y sus complejidades.

Coincide con ella, el realizador cinematográfico, Nicolás Superby, el que, si bien contaba con conocimientos técnicos acabados gracias a estudios en dirección de fotografía y dirección de arte, el Programa Especial de Titulación le permitió concentrarse en reafirmar una veta autoral y estética particular. “Pude adentrarme en el ejercicio documental a través de un pie forzado en el que permanentemente se produce material audiovisual, en la teoría comparativa entre nuevos autores, nuevas películas y el trabajo de ensayo que exige la carrera”, señala. 

Destaca la posibilidad de cruzar sus conocimientos previos con nuevas teorías, el documental y la ficción ampliando espectros con los que usualmente trabajaba al acercarse a otros referentes importantes y compañeros/as de curso de todas las edades y múltiples miradas que abarcaban desde el mundo del teatro, la fotografía, la docencia y la fotografía, por ejemplo. “En cada caso, funcionaba muy bien la posibilidad de asistir a clases tres días a la semana en la tarde noche y convalidar conocimientos previos”, recomienda sobre esta carrera que se ejecuta a lo largo de tres semestres y que conduce al grado de Licenciado/a en Cine, mención en Cine Documental. 

ADMISIÓN ESPECIAL Y BENEFICIOS


La UAHC cuenta además con cuatro carreras en modalidad vespertina: Administración Pública, Derecho, Psicología y Trabajo Social. Todas enmarcadas en el proyecto social de una universidad con un compromiso histórico con la justicia social. En cada caso, las vías de admisión consideran beneficios como las Becas Valech, admisión especial para integrantes de pueblos indígenas, postulantes con estudios en el extranjero y opciones de convalidación. Las carreras están adscritas también a la Gratuidad y becas Mineduc. 

Con una fuerte orientación a la actualización de conocimientos desde la comunicación organizacional, el Programa Especial de Titulación en Periodismo, que otorga el grado de Licenciado/a en Comunicación Social, cuenta entre su principal perfil de estudiantes con profesionales de otras carreras de las humanidades como pedagogía, derecho o psicología, por ejemplo, en busca de una nueva certificación o trabajadores/as egresados/as de centros de formación técnica en áreas como fotografía, diseño o relaciones públicas, entre otras. También se da el caso, de personas con estudios de periodismo incompletos que ven en esta oferta académica una oportunidad de cerrar un ciclo que la vida familiar o un trabajo diurno, imposibilitan. 

“La malla que ofrece este programa de prosecución de estudios está fuertemente enfocada en el emprendimiento, la gestión cultural y es muy cercana a las organizaciones de tipo público desde donde provienen gran parte de nuestros/as estudiantes”, señala el docente y jefe de carrera del PET, Felipe Cisterna. Agrega que la exigencia de este proyecto académico va de la mano con una gran flexibilidad que considera vida familiar, trabajo y otras eventualidades como, por ejemplo, las de estudiantes que toman el curso pese a vivir fuera de Santiago. 


Carmen Gloria Vega, hoy suma el título de periodista al de cientista política gracias al PET y se desempeña en el sector público. Su segundo año de estudios vespertinos los realizó embarazada, recuerda y hoy tiene buenas memorias sobre el programa y su flexibilidad: “Siempre hubo una buena disposición en mi caso, ya que pese a las dificultades de un embarazo, jamás me sentí excluida, por el contrario, los/as docentes fueron muy humanos conmigo y me dieron opciones para rendir evaluaciones o asistir a clases. En ese contexto, creo que los horarios y las evaluaciones, siempre se adaptaron muy bien a las posibilidades de profesionales que asisten a clases después de sus trabajos y que deben cumplir una serie de tareas extras además de cursar una segunda carrera”, plantea la egresada.

Fernando Ugarte, también cursó este programa de titulación especial. Pasó desde los estudios del derecho al periodismo en busca de una especialización que hoy lo tiene trabajando como analista de datos en el sector público y como particular. Explica que los atributos del PET de Periodismo que lo atrajeron mayormente fueron la seriedad del proyecto, el cuerpo docente y los horarios que le permitían compatibilizar su vida laboral con nuevos estudios. “Yo siempre he sido medio cuadrado para mis cosas. Venía del mundo del derecho, incluso, pero ramos como Historia del Periodismo, Redacción y otras herramientas profesionales me fascinaron desde un comienzo porque están planteadas como utilidades que le dan profundidad al oficio y posicionan al periodista en su ámbito. No sólo te otorgan sólo una mirada hacia atrás, que es muy necesaria, sino una visión de futuro al considerar plataformas técnicas relevantes”, agrega Ugarte. 

Destaca el rol de profesores y profesoras que en todo momento fueron muy exigentes con los/as estudiantes, pero que a lo largo de los 4 semestres fueron considerados con las metas propuestas. “Cuando había topes laborales, académicos o personales siempre un buen grado de criterio. Siempre te dejaban la sensación de que estaban ahí para ayudarte a cumplir, aunque las cosas no fueran fáciles”, señala.


ALCANZAR EL MÁXIMO POTENCIAL


La Universidad Academia de Humanismo Cristiano cuenta también con un Programa Especial de Titulación en Administración Pública, dirigido a aquellas personas que estando tituladas/os y/o egresadas/os de una carrera vinculada a los temas de gestión y que tengan un mínimo de ocho semestres de duración, o cuenten con una experiencia laboral acreditada en esta área. El Director de la Escuela de Gobierno y Gestión Pública, Mauricio Espinosa, recomienda estudiar esta modalidad particularmente a quienes están desempeñándose hoy en el sector público y necesitan de una comprensión de los procesos públicos más allá de su formación de origen, para potenciar el desarrollo de su carrera funcionaria en el aparato del Estado; “contamos con cientos de titulados/as en el programa, muchos/as de los/as cuales ocupan cargos de alta responsabilidad en distintas reparticiones del sector público centralizado, tales como ministerios y servicios que de ellos dependen, así como en el sector público descentralizado como es el caso de los municipios”.


Uno de estos/as especialistas es el egresado Rodrigo Barrera, que ejerce como ejecutivo de capital humano en la Gerencia de Desarrollo Competitivo en una de las ramas técnicas del Ministerio de Economía. Para él, egresar como Administrador Público en la modalidad vespertina implicó una suma vocacional y de esfuerzo personal que se vio recompensada con aptitudes técnicas de alto nivel, asegura. 

“Así, uno sale al mundo laboral con un alto compromiso social y con herramientas técnicas de primer nivel que se funden con el espíritu crítico propio de la UAHC. Piezas clave para renovar un sistema desde una mirada social. A esto, hay que agregar que la UAHC, en lo que a Gobierno y Gestión Pública se refiere tiene una de las escuelas más prestigiosas del país”, asegura.

Por su parte, el rector de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, Álvaro Ramis, valora la acreditación institucional de todas estas carreras y programas como alternativas viables, no solo como proyectos de realización personal sino como aportes a una posibilidad de país. “Las herramientas que entregan estos programas académicos le permiten a nuestros y nuestras estudiantes dar un salto en su acción profesional, acceder a mejor empleabilidad y servir a la sociedad de una manera capaz y profesional, en relación a los objetivos que cada uno de estos programas se plantean desde la perspectiva, calidad e identidad de nuestro sello institucional”, concluye.


Comentarios