Twitter

VIDEOS. Bolsonaro lideró masiva caravana de motoqueros y afirmó que la pandemia es “un problema gravísimo del pasado”

En plena segunda ola de la emergencia sanitaria el mandatario, líder de una ultraderecha negacionista sobre la gravedad del Covid-19, realizó la concentración de apoyo a su Gobierno y en homenaje, según dijo, al Día de las Madres.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, reunió este domingo a cientos de motoqueros en un paseo por las calles de Brasilia, en medio de la segunda ola de la pandemia del coronavirus, que sigue dejando de media más de 2.000 muertes al día en el país.

El mandatario, líder de una ultraderecha negacionista sobre la gravedad del Covid-19, encabezó la concentración motoquera de apoyo a su Gobierno y en homenaje, según dijo, al Día de las Madres.

Al final del paseo, que duró aproximadamente una hora, saludó a un grupo de simpatizantes a las puertas de su residencia oficial y pronunció un breve discurso sin mascarilla, que no acostumbra a usar y cuya eficacia frente al coronavirus pone en duda.

Bolsonaro manifestó que espera realizar paseos similares en otras ciudades, como Sao Paulo, Río de Janeiro y Belo Horizonte.

“Esta no es una demostración política, sino de amor a la patria, es una demostración de todos aquellos que quieren paz, tranquilidad y libertad por encima de todo”, señaló el jefe de Estado, quien se refirió a la pandemia como “un problema gravísimo del pasado”, que “poco a poco vamos venciendo”.

En los últimos siete días, Brasil, uno de los países más azotados por el Covid-19, ha reportado un promedio de 60.000 infectados y 2.100 muertes relacionadas con el nuevo coronavirus, acumulando más 15,1 millones contagios y 420.000 fallecidos

Aunque en el último mes ha bajado ligeramente el número de casos y óbitos, la tendencia de desaceleración es aún débil y el virus sigue fuera de control en buena parte del territorio nacional.

“Pueden estar seguros que, como jefe supremo de las Fuerzas Armadas, jamás sacaré el Ejército a las calles para mantenerlos presos en casa”, insistió Bolsonaro, en la enésima crítica a las restricciones a la movilidad impuestas por los gobiernos locales y que aún rigen en varias partes del país.

El acto de este domingo se produce además en medio de la comisión instalada en el Senado para investigar posibles “omisiones” de su Gobierno en el combate a la pandemia.

“No existe nada más sagrado para un hombre y una mujer que garantizar y tener su libertad”, añadió el líder ultraderechista.

Asimismo, volvió a insistir en la necesidad de implementar el voto impreso -frente a las urnas electrónicas actuales- de cara a las próximas elecciones, que serán en octubre de 2022 y a las que pretende presentarse.

“Nuestro lema es Dios, Patria y Familia. Incomoda a mucha gente, pero sabemos que eso es la esencia de todos nosotros”, sentenció.

Comentarios