Nuevo columnista sexual: El Indio Pícaro, sobre la eyaculación precoz

Mucho se habla de los atributos del emblemático personaje, pero poco se sabe sobre las dificultades y soluciones que lo llevaron a ese nivel. Para expresarse mejor, relata su historia con su pareja sexo afectiva, pero también, se consiguió a dos especialistas en bienestar sexual.

Hola, queridas y queridos lectores. Les saluda su servidor, el Indio Pícaro. Verdadero propulsor del levantamiento de los sectores bajos y que siempre tiene una sorpresa bajo la manga.

Hoy les voy a hablar de un tema medio tabú: la eyaculación precoz. Lo primero que les tengo que decir, es que no hay nada de qué avergonzarse. Yo mismo sufría de esa condición. Así es, tal como lo lee, al principio me bajoneaba y no podía levantar cabeza… Bueno, en realidad todo lo contrario. Y para que vean que no tengo nada de qué avergonzarme, mi señora, la Chechi, una india picarona les va a contar nuestra experiencia.

Chechi: Conocí al Ronnie abajo del cerro San Cristóbal, donde nos vendían. Inmediatamente me llamó la atención, ya tú sabes, era el indio pícaro más grande del lugar. Y como somos como los juguetes de esa película “estoi estori”, apenas se fue el Andy (sí, el vendedor también se llama Andy, como en la peli) nos pusimos a ponerle bueno, ahí con los otros juguetes mirando. Con cuática. El problema es que a los 2 minutos el Ronnie me dice, “¡mijita, parece que viene el Andy!” y se desmaya el wn. Yo miré pa todos lados, pero no veía al Andy. Quedé entera cachúa… y con cuello.

Ronnie: Lo que no sabía mi guachita era que en realidad fue mucha la emoción y había terminado al toque. Y usted sabe señor, señora, que uno se empieza a pasar rollos, chuta que hay reputación que cuidar, que ¿qué van a decir los otros juguetes? y todas esas imbecilidades que piensa uno, así que los días siguientes me hice el larry con la pobre. El problema es que la Chechi se anduvo cansando y le empezó a echar el ojo a una de esas arañas con elástico que también vende el Andy. “¡Chucha, con 8 manos la va a dejar loca!”, pensé, así que me armé de valor no más y le conté la firme. Pa mi sorpresa, fue puro apoyo. Juntos cachamos que hay tratamientos y hasta unos gel que te ayudan como el Prolong, aunque para mí debería ser el Prolong-long-looooong, jejeje.

Chechi: Y así fuimos conociendo un mundo nuevo po. El Ronnie con su Prolong y yo con una cosa que se llama Yes!, que un lubricante terrrible de bueno, te estimula hasta las uñas.

Ronnie: Bueno, pero como la cosa no es solo chacota, también hablamos con un doctor de verdad, pa que vea que este columnista hace la pega.

Una mirada seria

Christian Thomas, director del Centro de Estudios de la Sexualidad Chile (CESCH), explica que existen muchos mitos en torno a la eyaculación precoz: “Desde que te hace ser poco hombre, que quizá eres homosexual, que para controlarla hay que hacer una serie de cosas para distraernos y no sintamos lo que está pasando”.

“He tenido pacientes que en el coito han imaginado que están teniendo sexo con su abuelita y con un chancho para durar más. Eso es una estupidez, porque justamente apunta exactamente al contrario de lo que debe apuntar: Conectarse con su cuerpo, aprender a controlar los momentos de ansiedad, hacer una serie de acciones que implique regularse”, profundiza.

“Los eyaculadores precoces son personas que tienen que aprender a autorregularse, y al mismo tiempo construir una relación con su pareja que los ayude a regularse mutuamente”, concluye.

Respecto a la cosmética erótica, Rocío Yunusic Carter, dueña de la tienda erótica Bazar del Placer y orientadora sexual, opina que “los potenciadores del orgasmo son muy buenos, muy entretenidos, y por ese lado te podrían dar la seguridad de que te entregarán una experiencia mucho más divertida y placentera ”. En el mercado existen, por ejemplo, productos como Prolong, un spray retardante creado para postergar el coito.

“Creo que la cosmética erótica ayuda a la seguridad. Por ejemplo, los lubricantes son esenciales para evitar fisuras, dolores, tirones”, puntualiza. En ese sentido, una de las marcas más reconocidas en Chile es Yes!, un gel lubricante que ayuda a estimular las sensaciones de placer.

“Los lubricantes son muy nuevos, me encanta la cosmética erótica, siempre los promuevo. De hecho, le recomendaría probar juguetería y lubricantes a todo el mundo. No hay edad para la juguetería erótica. Si hay personas que tienen problemas con la eyaculación precoz, creo que es un complemento súper bueno. Ir probando, ver que la parte penetrativa no es todo en el sexo. Verlo como un todo, los aspectos anteriores a la relación. Y si lo combinas con productos va a ser mucho más entretenido”, sentencia la orientadora sexual.

También puedes leer: DiDi: Hasta $ 1.500.000 podrán ganar nuevos socios conductores

Volver al Home.

Comentarios