Exalcalde Raúl Torrealba

Agencia Uno

La declaración que complica al exalcalde Torrealba: funcionaria de Vitacura afirmó que le entregaba dinero en efectivo

Por el caso se presentó una querella ante el 4º Juzgado de Garantía de Santiago por los presuntos delitos de malversación de caudales públicos y fraude al Fisco durante la administración de la ex autoridad comunal.

El exalcalde de la Municipalidad de Vitacura, Raúl Torrealba, se vio envuelto en una nueva acción judicial que se presentó por presuntas irregularidades e las subvenciones en los “programas Vita” durante su gestión en la comuna.

En concreto la actual administración de Vitacura, liderada por Camila Merino (Evópoli), presentó una querella ante el 4º Juzgado de Garantía de Santiago por los presuntos delitos de malversación de caudales públicos y fraude al Fisco.

Todo esto luego de que el expresidente y representante legal del Consejo Local de Deportes, Vita Salud y Vita Deportes, Domingo Prieto, denunciara irregularidades en la falsificación de su firma usada en documentos e instrumentos privados y públicos.

Fue en este contexto que, según informó La Tercera, se dio el testimonio de la exfuncionaria de la Municipalidad de Vitacura, Antonia Larraín, quien es sobrina de Prieto y que trabajó por 16 años en el Municipio e incluso fue nombrada directora de Desarrollo Comunitario.

Según detalló el fiscal Carlos Ramírez, en su declaración después de autodenunciarse, Larraín confesó que “apenas comenzó a ocupar el cargo, el imputado Torrealba le señaló que todos los meses ella recibiría del imputado Prieto un sobre con suma aproximada de $ 5.000.000, lo que efectivamente ocurrió hasta el mes de diciembre de 2020″.

Asimismo, señaló que “el sobre con dinero se lo entregaba el señor Prieto y en otras oportunidades Arnaldo Cañas o Cesar Silva, mandados por Prieto”, mientras que en la investigación se busca determinar si el dinero quedaba en manos de la funcionaria o del exalcalde.

Pero eso no fue todo, ya que además afirmó que “todos los años, para la semana de la chilenidad, ella recibía de parte del señor Prieto una suma de dinero variable, cercana a los $3.000.000, para que administrara y gastara en temas propios de esa celebración”.

“Sin embargo, normalmente sobraban sumas cercanas a $ 1.000.000 que ella debía entregar en efectivo al alcalde en ejercicio Raúl Torrealba”, añadió.

VOLVER AL HOME PARA SEGUIR LEYENDO MÁS NOTAS DE THE CLINIC

Comentarios