Fortnite

Unsplash (Imagen Referencial)

Rechazo a las relaciones sociales y negativa a acudir al médico: menor se convirtió en el primer caso clínico de adicción a Fortnite

De acuerdo a los expertos a cargo de la investigación del caso reportado en España, la adicción surgió como una actividad "reguladora" ante la dolorosa pérdida de un familiar que el menor había sufrido.

El primer caso clínico conocido a nivel mundial de adicción al popular videojuego Fortnite fue diagnosticado por médicos españoles luego de que un menor de edad tuviera que pasar dos meses internado por los problemas que esto le produjo.

De acuerdo a la información publicada por ABC, se trata de un adolescente que en primera instancia presentó síntomas como un rechazo hacia las relaciones sociales, además de manifestar una negativa a acudir al médico.

El caso fue estudiado así por la Universitat Jaume I (UJI) de Castellón, luego de que la familia del menor encendiera las alarmas por las conductas presentadas por este.

En esta línea detallaron que además el adolescente presentó “alteraciones en el desempeño de las actividades básicas de la vida diaria, en la toma del tratamiento prescrito y en el ritmo de sueño”.

La familia en tanto añadió que pese al buen desempeño que el menor tenía en el colegio, desde que comenzaron a aparecer los primeros síntomas de adicción presentó un mayor absentismo escolar.

Pero, ¿cuál fue la causa de esta adicción a Fortnite? Según el citado medio los expertos a cargo del estudio plantearon que la condición se manifestó como una “reguladora” ante la dolorosa pérdida de un familiar que el menor había sufrido.

A esto se le sumó en tanto el aumento en el nivel de exigencia académica que se generó durante ese mismo periodo de duelo.

Para tratar esta adición los profesionales aplicaron un “abordaje intensivo multidisciplinar” mediante la “reestructuración cognitiva, desarrollo de habilidades personales, manejo de contingencias y establecimiento de pautas a diario”, tanto en el paciente como en su familia.

Luego de el tratamiento el equipo a cargo de la investigación destacó que este le sirvió para “ser capaz de apreciar las repercusiones que el uso del videojuego estaba teniendo en su vida diaria”.

Asimismo, le “ha permitido abordar el duelo por la muerte de su familiar y cómo el empleo del juego comenzó como un refugio para su malestar emocional”.

Por otro lado detallaron que el tratamiento derivó en resultados como “una disminución significativa del uso de pantallas”, además de una mejora en el “funcionamiento personal y social del paciente”.

Finalmente, los expertos advierten que es necesario tomar conciencia de los comportamientos que presentan los menores de edad con los videojuegos, los que han mostrado una “precocidad creciente en su consumo” debido a la “falta de maduración en las funciones ejecutivas y cognitivas durante la adolescencia”.

VOLVER AL HOME

Comentarios