VIDEO. Brasileños furiosos: el brutal codazo de Otamendi que dejó sangrando a Raphinha y ni se llevó amarilla

En una pelota disputada, el brasileño ganó la posición del balón pero el volante argentino entró imprudentemente golpeando de lleno el rostro de su rival sacándole sangre.

Una gran polémica se desató en el clásico de selecciones sudamericanas Argentina vs Brasil, cuando Nicolás Otamendi disputó un balón dividido con el defensa brasileño Raphinha, golpeándolo y dejándolo con rastros de sangre en su rostro.

Sin remordimientos, el volante argentino se apresuró a levantar a su contrincante para que pasara desapercibido el golpe.

Increíblemente el arbitro del partido ni se inmutó y no amonestó al jugador argentino, ni siquiera con amarilla.

A pesar de que el VAR revisó la jugada determinó que no era necesario chuquear la jugada por el juez del partido.

Raphina en tanto debió abandonar el terreno de juego para ser asistido y parar el sangrado producto del golpe.

Aquí la polémica jugada:

VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios