THE CLINIC PRESS
“Tengo compromisos, como pagar los préstamos con los que financié mi campaña presidencial, los gastos de fundaciones como Futuro, Mujer Emprende, Tantauco. Todo eso requiere muchos recursos. Hay muchos proyectos y el sueldo de Presidente no alcanza para eso. Por tanto, voy a tener una cierta cantidad de recursos para mis necesidades personales y compromisos con fundaciones, no solamente las tres que he mencionado, sino otras con las cuales tengo compromisos de larga data”. Con estas declaraciones Sebastián Piñera parece estar preparando el terreno para anunciar matices y resquicios, respecto de su siempre postargada promesa de deshacerse de la multimillonaria carpeta de inversiones que permanece bajo su control.

El sueldo lo conocía desde antes. Sus compromisos también. Pero lo que sobre todo sorprende es el tono de urgencia respecto al crédito con que financió su propaganda de campaña. Este último se estima que podría ser pagado al contado, echando mano sólo al sobreprecio que han alcanzado que sus acciones de LAN y Axxion desde que el candidato se transformó en presidente electo.

Las declaraciones de Piñera coinciden con las del presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Carlos Eugenio Jorquiera, quien acaba de hacer un llamado para ajustar hacia abajo el sueldo mínimo. Aun se espera un pronunciamiento del presidente electo sobre este tema.