Los vecinos de La Florida se pronunciaron este fin de semana mayoritariamente a favor de defender el bosque El Panul y la Precordillera, con una abrumadora mayoría de 98% en una consulta voluntaria.

“La idea es que nunca más una inmobiliaria pueda construir en esta zona y protejamos de una vez por todas nuestra naturaleza para prevenir de esta forma tragedias como la del aluvión de 1993”, señaló el alcalde Rodolfo Carter.

El jefe comunal se mostró satisfecho porque el 98% de los vecinos dijo SI a la protección de este bosque, apoyo popular con el cual, según dijo, el municipio puede luchar con más energía en la defensa del último bosque esclerófilo de la Región Metropolitana.

Votación Electrónica

Por primera vez en el país una comuna puso a disposición de los vecinos el voto electrónico donde los floridanos presionando una pantalla táctil sufragaron su opción en 40 mesas que estuvieron distribuidas en 27 puntos de la comuna como supermercados, mall y la municipalidad.

Por su parte la Red por la Defensa de la Precordillera indicó que este es un triunfo de la comunidad organizada que mediante un trabajo serio, constante, honesto y participativo, fue capaz de instalar el tema de manera transversal en la sociedad y en los diferentes organismos del Estado.

La entidad indica que la modificación al Plan Regulador, para evitar definitivamente la construcción sobre nuestros bosques y quebradas, es una conquista de los vecinos lograda hace varios años.

Igualmente a través de un comunicado recuerda que en una Audiencia Pública celebrada el 16 de enero de 2008, el Concejo Municipal aprobó unánimemente realizar esta modificación.

La Red por la Defensa de la Precordillera indicó que “durante cuatro años no hubo esfuerzos de ningún gobierno municipal para llevarlas a cabo, precisando que “nuevamente fue la comunidad organizada la que, irrumpiendo masivamente el Concejo Municipal el 4 de mayo de 2011, obligó a éste cumplir los acuerdos tomados e iniciar los trámites pertinentes”.

Además la Red emplazó al gobierno comunal a proceder con la máxima transparencia, calidad y rapidez en este proceso, objetivos que sólo se pueden lograr permitiendo la participación directa de todos los vecinos.