En su primera aparición pública luego que el tribunal electoral ratificara a Pedro Sabat como el alcalde electo de Ñuñoa, la ex candidata a la comuna, Maya Fernández, dijo escuetamente la noche de este martes que aún no ha decidido cuáles serán los próximos pasos legales, ya que un equipo de abogados analiza el fallo del Tribunal Electoral Regional (TER).

“Los abogados todavía están trabajando en el fallo del día de hoy. Yo quiero esperar a tener todos los antecedentes para dar una declaración más completa. Creo que Ñuñoa se merece una declaración más amplia, más completa por la transparencia. Les pido paciencia”, recalcó sin admitir su derrota y sin responder preguntas a la prensa.

Fernández hizo estas declaraciones a través de la reja de la residencia de su tía, la senadora del PS, Isabel Allende, vivienda ubicada en Guardia Vieja 392, en Providencia.

En este lugar se reunieron durante tres horas para evaluar los futuros escenarios el ex ministro Enrique Correa; el secretario general del PS, Álvaro Elizalde; el jefe de campaña, Andrés Santander; y otros dos abogados.

Según fuentes partidarias, este miércoles la candidata decidirá un camino legal ante el Tricel para validar su opción de triunfo y que durante esta semana se haría una presentación a esta instancia superior.

El Segundo Tribunal Electoral Regional dictaminó este martes que Sabat se impuso sobre Fernández por una diferencia de 30 votos.