Los senadores Ximena Rincón (DC), Eugenio Tuma (PPD), José Antonio Gómez (PRSD) y Alejandro Navarro (MAS), responsabilizaron al gobierno por el fracaso en las negociaciones por el proyecto de reajuste del salario mínimo.

El Congreso rechazó un veto aditivo, que fue enviado por el Presidente Sebastián Piñera para reponer el monto del reajuste. Este hecho que ocurre por primera vez en 23 años, tenía un veto cuyo objetivo era subir de $ 193.000 a $ 205.000 el salario y aumentaba la asignación familiar y el subsidio único familiar para los segmentos más bajos.

Al respecto la senadora Rincón expresó que “el gobierno tiene que presentar un nuevo proyecto del salario mínimo y discutirlo, y nosotros, esperamos que sea por un monto justo, hemos señalado que debemos hacer un esfuerzo para llegar en un plazo no superior a tres años, a los 250 mil pesos y eso supone este año, aproximarnos al menos a los 210, 212 mil pesos pero eso es algo que el gobierno tiene que estar dispuesto a discutir y responsabilizarse por esta discusión”.

En tanto, el senador Tuma señaló que “el gobierno tendría que asumir su responsabilidad y enviar un nuevo proyecto. El gobierno debería mandar un proyecto que dé cuenta de las necesidades y ajustar los sueldos mínimos, acercándolos a los que aspira la Central Única de los trabajadores y lo que aspira la propia iglesia, que ha avanzado en un ingreso ético. Desde ese punto de vista deberíamos estar hablando de un piso de no menor de 210 mil pesos”.

El senador Gómez afirmó que “el rechazo del proyecto es responsabilidad única y exclusivamente del gobierno que no tuvo los votos, porque aquí con el sistema actual, con el sistema constitucional, bastaba con que aprobaran el veto y nosotros, para insistir en la propuesta tendríamos que haber tenido los dos tercios, cosa que era imposible”.

Por último, Navarro dijo que “este es el primer presupuesto del salario mínimo que entra y el gobierno no ha cedido ni un peso, por lo tanto, se provocó rechazo. Yo he votado en conciencia por ese rechazo, toda vez que el gobierno puede, si lo quisiera ingresar un nuevo proyecto de ley, toda vez que se aprobó la idea de legislar, pero se rechazó el guarismo, aquí el gobierno puede regresar y si lo hace con un aumento, lo vamos a aprobar, esto además con el compromiso que los gobiernos, o el próximo gobierno, espero de Michelle Bachelet, asuma el compromiso de llegar a 250 mil pesos, al año 2015”.