El vocero del comando de Michelle Bachelet, Alvaro Elizalde, le quitó dramatismo a la decisión del juez del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, de acoger a trámite la querella del abogado Raúl Meza contra la ex Mandataria, para que sea imputada por su presunta responsabilidad penal en el caso 27-F.

“Esta querella carece de todo fundamento, fue presentada por un operador de Renovación Nacional, que en el pasado ha sido sancionado por faltas éticas y suspendido del ejercicio profesional por parte de la Corte Suprema y que carece de todo sentido”, partió defendiéndose Elizalde.

“Es la enésima vez que él (Meza) intenta involucrar a Michelle Bachelet y que sea citada a declarar en condición de imputada, pero siempre estas solicitudes han sido desestimadas y esperamos que la justicia actúe sin ningún tipo de presiones y sin ningún tipo de presión política”, añadió.

El vocero matizó que el Séptimo Juzgado de Garantía acogió la tramitación de la querella “como cotidianamente se acogen cientos de querellas en nuestro país, pero el juez no se pronuncia respecto del mérito de la misma ni respecto del fondo de la misma”.

El militante del PS acusa una motivación política detrás de esta acción judicial, considerando que el abogado Meza está buscando una postulación como diputado. “(Meza) está disputando un cupo en la lista de RN para ser candidato a diputado, lamento que se estén mezclando variables políticas con la necesaria independencia con la cual deben actuar los organismos judiciales en nuestro país y particularmente tenemos que generar las condiciones para que esta investigación se desarrolle de manera acuciosa sin ningún tipo de presiones”, cerró.