Estudiantes de la Universidad Central que se mantienen en paro desde hace unos días decidieron tomar una particular manera de protestar.

Para que las autoridades de la casa estudios escuchen sus demandas, los estudiantes decidieron montar un campamento en las orillas del Mapocho.

En un comunicado, publicado en ADN Radio, el grupo de gente manifestó que “hemos decidido acampar en el Mapocho de forma pacífica y de manera indefinida hasta conseguir un emplazamiento público de nuestro rector Rafael Rosell, y de la ministra de Educación, Carolina Schmidt, respecto de nuestras demandas”.

En el texto los estudiantes manifestaron que buscan una democratización en la toma de decisiones en la casa de estudios y un nuevi reglamento que rija la convivencia al interior de la institución.