El juez de la Audiencia Nacional de España Eloy Velasco ordenó hoy prisión provisional para dos anarquistas de origen chileno por delitos de pertenencia a organización terrorista y por la colocación de un artefacto explosivo en la basílica del Pilar de Zaragoza.

El juez imputa a Francisco Javier Solar Domínguez y Mónica Andrea Caballero, de origen chileno, los delitos de pertenencia a organización terrorista y por los daños causados con la colocación del artefacto en la basílica de Zaragoza.

Asimismo, están imputados por el delito de conspiración para la comisión de estragos terroristas en el Monasterio de Montserrat, en la provincia de Barcelona (noreste), informaron fuentes jurídicas.