“Después de 25 años hemos dicho chao al binominal, hoy es un día histórico”, fue la reacción espontánea del Gobierno luego de que la Cámara de Diputados aprobara el proyecto que pone fin al binominal, por lo que la iniciativa queda en condiciones de ser promulgada como ley.

“Quiero decir que hoy se cierra un largo camino (…) hoy es un día histórico y la Presidenta Bachelet ha sido clave para impulsar este proyecto de ley y conjuntamente lo han sido los diputados y diputadas, y los senadores y senadoras que han materializado estas votaciones históricas”, destacó la ministra de la Secretaría General de la Presidencia, Ximena Rincón.

En sus palabras, la ministra tuvo palabras para recordar a su padre, el abogado Ricardo Rincón Iglesias, el abogado de 82 años que falleció este lunes.

“Hay muchos y muchas que no pudieron vivir para ver esta votación, entre ellos mi padre, y creo que estaría orgulloso de su parlamento, el parlamento de Chile, de esta nueva mayoría que se alza grande y gigante y que va democratizando estas instituciones”.

En ese sentido, Rincón dijo que con este nuevo rayado de cancha “nuestro país debe estar tranquilo respecto de lo que será el trabajo que vamos a hacer hacia delante para buscar más y mejores candidatas y candidatos para hacer que este parlamento cada día sea más representativo”.

En relación con la arremetida de la UDI, que anunció que recurrirán al Tribunal Constitucional, señaló que “vamos a esperar a que eso se haga. Estamos muy tranquilos en lo que viene hacia adelante”.

Desde la Segegob, el vocero Alvaro Elizalde dijo que “con este cambio se garantiza que el Congreso sea un fiel reflejo del país y se responda a los anhelos de nuestra sociedad”.

“Quienes se opusieron a este cambio no estuvieron a la altura de la historia, pero hemos dado un paso histórico”, agregó.

El presidente del Partido Comunista y vocero de la Nueva Mayoría, Guillermo Teillier, sostuvo en su intervención que “ha culminado una lucha que iniciamos en 1996 con Gladys Marín por la democratización del país, porque estábamos conscientes que el sistema binominal era un candado que impedía avanzar en cambios democráticos y de justicia social”.

“Aquí se hace mucho caudal por el aumento de diputados y de senadores. Me parece que lo que se va a ahorrar el Estado cuando se ponga fin a los gastos reservados que son producto de la burla en el pago de impuestos, vamos a recuperar gran parte de los nuevos gastos que signifique el aumento de los parlamentarios”, añadió.