alberto espina a1

Alberto Espina y Francisco Chahuán, senadores de Renovación Nacional, solicitaron al gobierno “protestar formalmente ante Venezuela, haciendo respetar la dignidad, la democracia, la libertad y los derechos humanos” por los dichos del presidente de aquel país, Nicolás Maduro, quien señaló que el ex presidente Sebastián Piñera era parte de un plan para “desarmar” el chavismo.

Los parlamentarios consideraron que estos dichos son “graves” y calificaron sus palabras como una “falta de respeto”, además de considerarlas como “absolutamente inaceptables”, según recoge Emol.

Chahuán, integrante de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, pidió a la Nueva Mayoría “no tener doble estándar en materia de respeto a los derechos fundamentales”, agregando que es necesario que el ministerio de Relaciones Exteriores “proteste formalmente o pida un llamado a consulta al embajador” en Venezuela por la “forma tan despectiva (en que se trató) a un ex Presidente democrático de Chile, que está velando por los derechos fundamentales en Venezuela y sobre todo cuando apoya a un preso político como Leopoldo López”.

Por su parte, Espina señaló que Maduro “lo que ha hecho es ocultar el desprecio que tiene sobre los derechos humanos respecto a los propios habitantes de su país, descalificando reiterada y permanentemente al ex Presidente Piñera. Es absolutamente inaceptable que el Presidente de Venezuela insulte, ofenda, descalifique e injurie en forma reiterada al ex Presidente Piñera. Una cosa es tener diferencias políticas y otra cosa es una andanada de descalificaciones que el Gobierno de Chile no puede aceptar”.

“Si hoy se acepta que el Presidente Maduro descalifique e insulte a un ex jefe de Estado de nuestro país, mañana podría ocurrir lo mismo cuando termine su mandato la Presidenta Bachelet”, indicó Espina, asegurando que el mantener silencio respecto a este tema “hace que la gente pierda toda credibilidad respecto de las actuaciones de algunos dirigentes políticos”.

El diputado Nicolás Monckeberg luego agregó que la presidenta Bachelet debe pedir “disculpas públicas” a Maduro, ya que “tiene la obligación de ejercer sus liderazgos y en la cumbre de los próximos días, exigirle al Presidente Maduro la liberación inmediata de todos los presos políticos injustamente privados de libertad”

Para Monckeberg, Bachelet “tiene el deber con el país de exigirle disculpas públicas, porque un pueblo que respeta la democracia también respeta a las personas elegidas democráticamente, y la forma cómo se ha expresado el Presidente Maduro sobre ex Mandatarios que están luchando por la democracia, como es el caso del Presidente Piñera, del ex Presidente de México y el ex Presidente de Colombia, es inaceptable”.