feto

(Foto de referencia).

La comuna de San Antonio, en la Región de Valparaíso, fue el escenario en el que se desarrolló un hecho inusual, anómalo e increíble.

Según consigna SoyValparaíso.cl, una anciana de 91 años llegó hasta el hospital local quejándose de un molesto dolor de estómago. Sin embargo la sorpresa para ella y todos los que conocieron de la noticia fue que la razón de sus dolores no era un cálculo ni mucho menos un tumor, sino que un feto momificado que se encontraba en su vientre.

SoyValparaíso se cuelga de la publicación de El Líder de San Antonio para indicar que la mujer se sometió a varias pruebas médicas, las que arrojaron que mantenía desde hace 50 años un feto en su interior, sin que ella se diera cuenta.

El Líder conversó con una matrona y manifestó que “lo más probable es que nunca se dio cuenta que estaba embarazada porque probablemente seguía sangrando y ella lo atribuía a la menstruación”. Además añadió que “lo que sí creo es que los dolores abdominales que la afectaban debe haberlos sentido desde hace mucho tiempo”.

Otro punto que advirtió la matrona es que el feto puede ser sacado del vientre de la anciana, sin embargo, por su avanzada edad, la operación resulta sumamente compleja y puede provocar consecuencias graves.

Por otra parte la matrona explicó que “para que ocurra la momificación (del feto) es necesario que no se haya producido la total maduración del estrato corneo de la piel, y que tampoco sea muy grueso. La momificación hace que todos los tejidos débiles sean reabsorbidos lentamente y queda la piel y los huesos”.

En cuanto a los líquidos precisó que “éstos se reabsorben y el feto se deshidrata formando las denominadas momias”.