pentaaaaa640

Los fundadores del holding Penta, Carlos Alberto “Choclo” Délano y Carlos Eugenio Lavín, formalizados por delitos tributarios y soborno por la investigación que sustancia el Ministerio Público, ofrecieron disculpas a los empleados del Banco Penta, entidad que se desarma toda vez que este viernes se informó de la venta de la cartera de créditos y de la banca privada y la aseguradora al Banco de Chile y el Security.

“Al igual que para ustedes, el Banco Penta significa mucho para nosotros. Durante sus once años de vida se ha transformado en una empresa sólida, con equipos humanos de primer nivel y con un modelo de negocio basado en una atención al cliente ejemplar. Gracias a ustedes, el banco llegó a ser una compañía atractiva, desafiante, ágil, con gran potencial y, por sobre todo, una empresa con sangre joven y empuje”, se lee en el escrito que hicieron circular a los trabajadores.

Asimismo, la misiva recoge que “conocemos muy de cerca la energía y la dedicación con que han trabajado por esta compañía que partió de cero y que tanto nos enorgullece a todos. Y que, particularmente a nosotros, nos hace recordar el mismo aire fresco y desafiante de nuestros primeros años como emprendedores. Esa es la actitud con la que trabajamos incansablemente para diseñar e implementar las estrategias comerciales y de marketing para hacer crecer al banco de empresarios para empresarios”.

Los coletazos de la investigación por delitos tributarios y aportes a campañas

Pese a precisar que las empresas del holding que fundaron no están vinculadas con la investigación que recae sobre algunas de sus sociedades de inversión, Délano y Lavín admiten que “esta coyuntura hizo que el Banco Penta se viera afectado. Esto, pese a la sana posición financiera de la institución y a su solidez patrimonial muy por sobre el promedio de la banca nacional”.

“Más allá de las tareas y roles que delegamos en el holding, nosotros hemos asumido nuestras responsabilidades y les pedimos las más profundas disculpas por los muchos momentos difíciles que han tenido que vivir, enfrentando las legítimas preguntas de sus familias, amigos y clientes, y sufriendo además la inquietud sobre su futuro laboral”, cierra la carta.

 

Cabe recordar que ayer los Carlos consiguieron una nueva rebaja en las medidas cautelares que pesan sobre ellos desde la formalización de cargos que se realizó durante tres días la primera semana de marzo. Tras la petición de las defensas, y en audiencia que se prolongó por varias horas, el juez Juan Manuel Escobar bajó el arresto domiciliario total a uno nocturno. Asimismo, ambos quedaron con arraigo nacional.

El 7 de marzo, tanto Délano como Lavín habían quedado en prisión preventiva, medida que se modificó por arresto domiciliario total en abril.