rios

Con arraigo nacional y firma semanal quedó el volante de Universidad Católica, Michael Ríos, formalizado durante esta jornada tras ser detenido anoche por el robo de un camión con 20 toneladas de nueces.

Según publica La Tercera, los hechos se generaron cuando el futbolista y otro de los detenidos se contactaron con un oficial de Carabineros de la ciudad de Quillota para urdir el autorrobo, esto en complicidad con el chofer del vehículo de carga.

La idea supuestamente era vender la mercancía en unos 68 millones de pesos.

Sobre el rol de Ríos en el ilícito, el fiscal a cargo de la investigación, Alberto Gertosio, explicó que “hacía de punta de lanza, iba escoltando el camión y todo esto salió de las escuchas telefónicas respecto de tráfico de estupefacientes”.

“Todos los imputados lo reconocen a él como la persona que coordinaba con otros imputados la sustracción de las nueces”, agregó.

En palabras del persecutor, el jugador del cuadro que dirige Mario Salas, “reconoce su participación y renunció a su derecho a guardar silencio. La idea era vender las nueces en 68 millones”.

Su “irreprochable conducta anterior” le permitió a Ríos quedar en libertad durante los seis meses que dure la investigación.

En “un principio se hablaba de tráfico de drogas, no es el estilo de Michael, le ofrecieron unas nueces para comprar”, dijo el representante del jugador, José Luis Carreño.

Ayer, fuentes consultadas por este medio señalaron que el jugador, pese a haber sido detenido por la receptación de nueces, no está vinculado con delitos relativos a tráfico de drogas.