macri efe

El presidente argentino, Mauricio Macri, denunció hoy que hace cinco años que no se genera trabajo de calidad en el país debido a que el Gobierno anterior ocultó el desempleo con “trabajo público inútil”.

“La primera víctima es la persona, cuando se da cuenta que no cumple una tarea útil para la sociedad”, apuntó el mandatario en declaraciones previas al almuerzo que mantuvo en la sede de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos (Uthgra) con motivo del Día del Trabajador.

El jefe del Ejecutivo argentino festejó el primero de mayo comiendo el clásico guiso de locro (maíz blanco con cerdo y chorizo) junto a su mujer, Juliana Awada; sindicalistas; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, en un encuentro del que se ausentó el titular del gremio, Luis Barrionuevo, por una “gripe”, informó la agencia oficial Télam.

Macri criticó el ausentismo, el “no cumplir” con el trabajo y el “abuso” de las bajas que realizan algunos empleados al considerar que “perjudican” a todos los ciudadanos, ya que, a su juicio, detrás de cada puesto de “trabajo inútil”, hay un maestro que pudo ir al aula, un médico o una enfermera “que reclaman en una ciudad del país”.

Asimismo, se refirió a la norma que impulsan los legisladores de la oposición para imponer la doble indemnización y prohibir los despidos durante seis meses, un proyecto de ley que fue aprobado el pasado miércoles por el Senado.

“Si fuera cuestión de leyes, saquemos una para conservar lo que tenemos, que diga que somos todos felices”, bromeó antes de insistir que hay “pocas cosas” más importantes que el trabajo, que es una “columna vertebral” en la vida, por lo que crear nuevos empleos es el “primer desafío” de su Gobierno.

Por último, pidió que este uno de mayo “sea el primero en esta nueva etapa que decidimos recorrer los argentinos”.