A_UNO_721374

A puertas cerradas y bajo hermetismo, el comando de Josefa Errázuriz en Providencia, espero los resultados hasta que ya no había nada que hacer. Cerca de las 20:00 horas, escoltada por su equipo y entre aplausos, Josefa salió al patio delantero, se abrió paso entre la prensa y subió a una tarima. Desde ahí, leyó un documento de tres páginas sin aceptar interrupciones. Mientras hablaba con tono firme y criticaba el error en el padrón electoral, su hijo intentaba contener las lágrimas por la derrota.

“Dejamos los pies en la calle, eso lo sabemos, dejamos la convicción y el corazón, ahí en cada casa donde golpeamos la puerta, porque sentimos Providencia. Nos dimos el trabajo de pensar un programa para el 2020, que se hacía cargo de tantos sueños. En eso no fallamos”, abrió Josefa para reconocer su derrota frente a Evelyn Matthei. La excandidata presidencial de Chile Vamos se impuso con un 53,22% de los votos.

En un tono desafiante, la socióloga que en 2012 obtuvo un triunfo histórico y logró sacar de la comuna a Cristián Labbé, símbolo del pinochetismo, afirmó: “hicimos una campaña limpia, ciudadana y por eso cada uno de nosotros debe estar orgulloso. No pueden pensar lo mismo quienes hoy día están al otro lado”.

“Con estos resultados Providencia nunca nunca más será la misma y ¿saben por qué? Durante este gobierno local los y las vecinas nos empoderamos, sabemos que somos los dueños del territorio. Esta comuna ya no es un lugar de tiranías. No dejaremos que los logros alcanzados se vendan al mejor postor, porque esta comuna no es una empresa señores ni la alcaldía puede ser una gerencia, esto se trata de servicio público”, continúo en alusión a la oposición.

“No me complica en lo más mínimo volver a ser una vecina más de Providencia, pero por supuesto me da una profunda pena que no hayamos logrado levantar a quienes deberían votar y que los problemas en el padrón electoral nos hayan pasado la cuenta y que algunas facturas pendientes del país también no hayan pasado la cuenta”, reflexionó sobre las causas de su derrota.

Además adelantó que pedirá su inscripción en la unión comunal y que no tiene previsto participar en otra competencia política.

Luego de contestar un par de preguntas, volvió al interior de la casona en Marchant Pereira con Carlos Antunez, donde se sentó frente al televisor para ver a Evelyn Matthei y Sebastián Piñera celebrar el triunfo. Se veía entera, pero muy irritada.

Entre los adherentes y su equipo de comando, reunidos en el lugar, no paraban de comentar la derrota de a Nueva Mayoría en las comunas emblemáticas y los altos porcentajes de abstención. “Nos sacaron la cresta en todos lados”, repetían cabizbajos y algo resignados. La diputada Maya Fernández, presente en el lugar, dijo que había tantas emociones que, por ahora, prefería ni comentar el resultado.

El concejal de RD, Jaime Parada, estuvo durante la tarde monitoreando los resultados y estaba bastante desconcertado. “Creo que se trata de un fenómeno país, algo pasó, algún fenómeno que todavía no soy capaz de entender, se perdieron muchas comunas emblemáticas. Pese a que acá, por ejemplo, la gestión hablaba de cambios reales, tangibles, que beneficiaron la vida de la personas. Pudo ser la abstención, la baja popularidad del gobierno. Parece que el 2012 había una causa y el 2016 se diluyó “, dijo.

“Con Matthei ahora van a llegar a gobernar las inmobiliarias, como gobernaron con Labbé, probablemente se va acabar la participación que se había logrado, la cultura va a volver a ser de élite”, dijo apenado y vaticinó que “el peor de los escenarios puede llegar a Providencia considerando el perfil de la ganadora”.

A_UNO_721528

Marcelo Cicali, dueño del Liguria, también estuvo presente en el comando para apoyar a Josefa. Para él las razones de la derrota, se deben al perfil histórico de los votantes de la comuna: “Mattehi tiene una base electoral bastante grande, en esta comuna ganó en la segunda vuelta presidencial con un 60% frente a Bachelet. Esa base electoral hoy salió a votar. La democracia es así, yo no siento esto como una pérdida, sino con un aprendizaje. Creo que Pepa puede hacer el mismo camino que Maya Fernández, podemos ganar una gran diputada”.

En cuanto a los altos porcentajes de abstención, Cicarelli comentó que “la gran participación política de la gente en las calles, en las marchas, en las conversaciones, es mucho más grande que hace 15 años, pero la gente no está votando. Lo que nos está faltando es apretar las teclas correctas para que la gente quiera participar y crea en el voto, muestra de eso es el triunfo Sharp en el Valparaíso”.

Otro de los presente fue el arquitecto, Sebastián Gray. “Es difícil digerir los resultados, pero creo que es una radiografía fuerte de lo que ocurre en Chile. Tenemos que sentarnos a meditar que país queremos, todas estas son señales, síntomas. No votó mucha gente, desde luego hay un castigo de la ciudadanía, se está demostrando el descontento. La derecha en Providencia siempre ha tenido ventaja y eso es evidente”, adujo.

El matrimonio de Hernán Ampuero y María Isabel Carrión, una pareja mayor que fue a entregar su apoyo al comando, estaban bastante tristes con los resultados. “El nivel abstención en todo el país y también en nuestra comuna fue tremendo. Es una pena. Es una desilusión que un proyecto como éste no se pueda llevar a cabo”, comentaron sobre los resultados.

“Las condiciones históricas, el perfil de la comuna hacían difícil el triunfo. Esta comuna es de derecha, eso no cambia de la noche a la mañana, es un proceso lento, pero está ocurriendo de a poco”, cerró Hernán antes de retirarse camino a su hogar, mientras comentaba a su mujer que ojalá no se perdieran los beneficios para el adulto mayor conseguidos en la gestión de Errazuriz.