Parir-engrillada

La Corte de Apelaciones de Concepción aplazó la resolución sobre la orden de no innovar que paralizó el alta médica de la comunera mapuche, Lorenza Cayuan y su hija recién nacida del Sanatorio Alemán de Concepción, luego de que tuviera que parir engrillada en dicho centro hospitalario el pasado 14 de octubre.

Según informó radio BíoBío, el tribunal de alzada podría revocar la medida y pedir el alta de Cayuan y su hija para ser posteriormente trasladadas al penal de Arauco, donde la comunera mapuche cumple condena. Esto tras recibir un informe emitido por el Sanatorio Alemán en el que se recomienda no mantener hospitalizados a pacientes sanos, como los son tanto la mujer de 30 años como su hija Sayen.

Con todo, el Colegio Médico planteó que mientras que no se demuestre que Gendarmería tiene un lugar adecuado en el penal para recibir a Cayuan y su hija, éstas no pueden ser trasladadas.

“Tienen que tener todas las condiciones que necesita un recién nacido”, afirmó el presidente del Colegio Médico de Concepción, Juan Enríquez.

En esa línea, el médico recomendó que antes de que el tribunal resuelva si levanta o no la orden de no innovar, debe asegurarse de que tanto la comunera como la recién nacida tengan condiciones mínimas en la cárcel.

Recordemos que este proceso es paralelo al que lleva adelante la justicia, luego de que la Defensoría Penal Pública presentara un recurso de amparo en favor de Lorenza por el trato que recibió durante el alumbramiento de Sayen por parte de Gendarmería de Chile: fue obligada a parir engrillada y en presencia de un gendarme durante todo el parto.

Asimismo, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) interpuso una denuncia por “torturas y trato degradante” en contra de Lorenza Cayuan.