Chile se sumará a los países que regulan por ley protección y uso datos personales después de que este lunes la presidenta, Michelle Bachelet, firmara el proyecto de Ley de Protección y Tratamiento de Datos Personales, que busca regular la divulgación y uso de datos privados, decretando los derechos de sus respectivos titulares.

La iniciativa establece que sólo podrá hacerse uso de los datos personales con el consentimiento de los usuarios o por disposición legal para fines explícitamente señalados. Además instaura un estatuto especial de protección para datos sensibles y de menores de edad, entre otros aspectos.

“Es un paso fundamental para defender plenamente los derechos ciudadanos en un mundo en el que crecientemente la información más íntima de las personas circula por medios digitales”, señaló la mandataria refiriéndose a esta iniciativa.

“Con este nuevo proyecto de ley queremos darle a Chile una legislación acorde con las necesidades del presente y que responda oportuna y apropiadamente a las exigencias del futuro”, enfatizó.

El uso de los datos de millones de personas va desde fines comerciales hasta la implementación de fichas médicas electrónicas.

Es por ello, subrayó la presidenta, que es necesaria “una regulación clara que permita sus usos positivos y que proteja adecuadamente”.

Los siete principios fundamentales del proyecto son la licitud -que sólo pueden usarse las informaciones con consentimiento del titular o por disposición legal-, finalidad -que sólo pueden usarse para los fines señalados-, proporcionalidad, calidad, responsabilidad, seguridad e información, detalló la jefa de Estado.

La ley también contempla la creación de una agencia de protección de datos personales, ante la que los afectados podrán iniciar procedimientos de tutela de sus derechos, y que establecerá sanciones frente a infracciones a la ley.

Se tratará de un organismo descentralizado que contará con un director nombrado por el Sistema de Alta Dirección Pública.