La historia es ésta. Benjamín Martínez Wilson tiene 23 años y estudia Ingeniería Comercial en la Pontificia Universidad Católica. Benjamín pasa por un momento complejo, después contará por qué, y entonces decide desaparecer del mapa por espacio de tres días. Su familia monta una campaña en redes sociales para encontrarlo (“Benja te esperamos”), acaso temiendo lo peor, pero afortunadamente el joven aparece.

Entonces se sabe, porque todo se sabe, que Benjamín se pasa esos tres días vagando por las calles, cavilando sobre futuro. No le gusta ingeniería, y por eso se va, porque no sabe cómo decirlo a su padre.

El domingo por la tarde, después de haberse pasado las noches en hostales, Benjamín es encontrado cerca de Baquedano. Lo halla un hermano y Carabineros. “Benjita apareció a las 10:23 horas en la comuna de Providencia”, cuenta su familia en Facebook, agradeciendo a todos quienes colaboraron en encontrarlo.

“Está en sus últimos años de universidad y, por lo que él manifestó, no estaba muy conforme con la carrera, no quería más, él estaba respondiendo a ciertas exigencias familiares, que se ve bastante en Chile, que tu papá y tus hermanos estudiaron esto y tú también tienes que estudiar esto (…) Él logró sacar adelante su carrera, tenía buenas notas, pero no era lo que él quería, no era lo que le llenaba para continuar ejerciendo el resto de su vida, y cuando pasa eso, poco a poco se empieza a arrastrar angustia y ansiedad”, explica a emol el teniente Óscar Valdés, de la Sección de Encargo y Búsqueda de Personas de Carabineros.

Pero bien, como la historia tiene un final feliz y Benjamín aparece, y se abraza con su familia, y ahora deberá resolver qué hará con su vida, las redes sociales convierten el asunto en Trending  Topic número uno a nivel nacional y todos se descargan, de seguro recordando que a muchos las crisis vocacionales se las terminaron en pocos minutos y con una buena patada en la raja. Acá reacciones y memes.