Decepcionado, molesto y dolido. Así se muestra el expresidente Ricardo Lagos en una entrevista concedida a La Tercera, en la que aborda el posible levantamiento de la reserva los testimonios que contiene la Comisión Valech I -informe redactado bajo su administración- luego de que Michelle Bachelet enviara con urgencia esta iniciativa al Congreso, y que el Senado la aprobara el miércoles 13 de septiembre.

“Lo que me duele es que algunos injurien, porque para mí es una injuria decir “este señor hizo un pacto de silencio” (…) tiene que ver con mi honor personal y con eso no se juega”, expresa Lagos, junto con admitir que también “Me duele que no se reconozca la valentía de los 35 mil chilenos que fueron a declarar, de los cuales quedaron 29 mil casos en la Comisión Valech I”.

Además, entrega detalles de cómo se originó la idea del informe, donde uno de los principales obstáculos fue contar con personas capaces de compartir sus traumáticas experiencias: “Para que hubiera una Comisión Valech tenía que haber gente dispuesta a contar lo que había pasado, y nadie se alegra contando las miserias de su vida, las humillaciones que sufrió. Fue un debate dentro del gobierno, y llegó gente que sabe más que yo y decía que no había ninguna parte del mundo donde se hiciera un estudio sobre qué pasó con los presos políticos y la tortura (…) Y después venía el desafío: ¿Se van a atrever las personas a contar lo que les pasó?”.

“Ahí empezamos a pensar que nadie quería declarar, porque era muy violento. Las personas relataban su tortura y cuando les preguntaban qué es lo que quería su torturador que contaran, respondían “que delatara a mis compañeros, y lo hice, no pude más (..) Ese es el drama que está en el Informe Valech; cuando se llega a un tipo de tortura que el ser humano no es capaz de resistir”, explica Lagos.

Aparte de referirse al proceso de construcción del informe, finalmente emplaza a la Presidenta por entregarle un carácter urgente a la iniciativa que busca poner término a la reserva de testimonios: “Es obvio que Michelle Bachelet sabe que no hay pactos de silencio con los militares, porque ella era la ministra de Defensa. Ella participó en las discusiones sobre cómo se hacía esto, porque sabíamos a quiénes iba a afecta”.

Para revisar la entrevista completa acá, ingresar acá.