Luego que se rechazara la petición del Gobierno de rebajar las medidas cautelares de los cuatro comuneros mapuche que llevan 115 días en huelga de hambre, el Ejecutivo determinó retirar el carácter de terrorista de las querellas.

Así lo anunció cerca de las 21 horas el ministro del Interior, Mario Fernández, quien sostuvo que “el Gobierno ha procedido a poner un recurso de apelación, cautela de garantías, y un recurso de amparo para insistir en la sustitución de las medidas cautelares ya referidas”.

En esta misma línea, consigna La Tercera, el jefe de gabinete anunció que instruyó a los abogados para que “en la oportunidad procesal correspondiente el proceso seguido contra los cuatro comuneros que en el nuevo escenario, que se ha generado ante su precario estado de salud, se proceda a solicitar la recalificación de las conductas objeto de la causa para someterlas al régimen de los delitos que corresponde dentro del Código Penal”.

El ministro del Interior precisó que la decisión tiene como la motivación de “conjugar de la mejor forma posible los propósitos de actuación de la justicia en el marco del estado de derecho con las consideraciones humanitarias que resultan ineludibles en una sociedad democrática”.

La determinación se da luego que el propio Mario Fernández y la presidenta de la República, Michelle Bachelet, se reunieran durante esta tarde con los familiares de los tres hermanos Trangol y el lonco Alfredo Tralcal en La Moneda.