Años atrás, un aviso publicitario de un marca de manjar mostraba a dos niños, dos hermanos, enrostrándose mutuamente qué cosas les daba más la madre a uno o al otro. Como pan con manjar o leche con manjar.

Pues bien, no es que se pueda suponer que el diputado de RN, Nicolás Monckeberg, tenga actitudes infantiles o que no haya madurado, pero su defensa a Sebastián Piñera luego de que se le acusara de incluir en su programa de gobierno iniciativas en curso suena un poco a lo anterior.

“Este ataque es tan falso, burdo y de mala leche, basta revisar el programa de Michelle Bachelet el año 2013 para darse cuenta que ahí hay una decena de obras que ella anuncia en su programa que entrarán en operación y que venían del Gobierno de Sebastián Piñera. Por ejemplo, el Paso los Libertadores, el embalse Punilla, el embalse Lluta en la Región de Arica y Parinacota, el Puente Chacao, la extensión de las líneas del Metro, el paso nivel en avenida Kennedy por nombrar algunas de ellas”, dijo a emol el parlamentario.

Por eso es que Monckeberg advierte que “es natural y obvio que estas obras altas en inversión tengan continuidad de un gobierno a otro, a un gobierno le corresponde licitarlo y al otro construirlo”.

Entonces sostiene que los cuestionamientos a Piñera son a razón de “como no tienen programa para defender sólo se dedican a atacar el único programa de gobierno que está hoy sobre la mesa y que es el de Sebastián Piñera”.