Para hacerse una idea de lo que implicará para la vida de las personas el uso de la inaugurada Línea 6 del Metro, que un Cerrillos con Providencia en un abrir y cerrar de ojos, el siguiente dato es decidor.

Resulta que según afirma el presidente de la estatal, Rodrigo Azócar, el viaje entre ambas comunas se reduce -a partir de las 16 horas cuando comience a operar el tramo para el público- de 47 a 19 minutos de ida, mismo número para la vuelta. Esto quiere decir que el traslado, el viaje que comprende atravesar Santiago desde Providencia a Cerrillos o viceversa, disminuye en un 60%.

“Si hacemos un cálculo de la persona que hace todos los días ese viaje de ida y vuelta son 38 minutos, pero si además lo multiplican por el número de días de la semana o del año van a tener que esa personas van a ganar diez días al año”, apunta Azócar.

Además, como dato anexo, Metro prevé que el nuevo trayecto descongestionará en un 15% la Línea 1. “Particularmente creemos que en zonas como Estación Central, o Estación Lo Valledor cuando la gente conecte desde el Nos Santiago y a futuro por la gente que viene de Rancagua, va a descongestionar el tramo central”, dice el gerente general Rubén Alvarado.

En total, desde Cerrillos a Los Leones, son 10 las paradas del trayecto, que entre otros puntos pasa por fuera del Estadio Nacional.

Se calcula que serán 1,1 millones de personas las que utilicen la Línea 6.