Tras las rejas durante los tres meses que dure la investigación estará José Manuel Navarro, el hombre acusado de secuestrar a la niña Emmelyn, hecho que conmovió al país la semana pasada, luego de estar ocho días desaparecida.

De esta manera la Fiscalía abrió una investigación contra Navarro por los delitos del secuestro de la menor y la agresión por lesiones leves contra su abuelo.

El tribunal de garantía de Licantén determinó que el acusado pase estos noventas días de prisión preventiva ene l penal de Rancagua.

El hombre que ha sido apodado como “El Brujo” llegó a la localidad del Maule para ser formalizado bajo una fuerte custodia policial.

Mientras surgen nuevos antecedentes sobre el círculo familiar de la pequeña, ya que según un artículo de La Tercera, la abuela paterna de la niña, de nombre Teresa Vergara, apuntó al abuelo materno Rafael Vidal de dar maltratos a su nieta en ocasiones anteriroes, justificando de alguna manera el actuar de José Navarro.

“Yo conozco a la familia Navarro de toda la vida y le creo a Navarro, que se la llevó para protegerla, para sacarla de donde estaba, porque él no le hizo nada malo” dijo Teresa Vergara según consigna el medio del grupo Saieh.

En la audiencia, el fiscal regional Mauricio Richards aseguró que Navarro se acercó a la familia de Emmelyn asegurando que tenía poderes metafísicos y que podría encontrar un tesoro escondido, con la intención de usar a la menor en un ritual, acción que según el fiscal fue “deliberada y premeditadamente planificada por el imputado”.

Al terminal la formalización, el persecutor señaló que “no tenemos aún precisión de que si se trataba de ritos para sanar o ritos para generar daños, pero todo indica de que podría tratarse de la realización de un rito el motivo de la privación de libertad, pero eso no forma parte de los elementos típicos o de la tipicidad del delito. El delito consiste en apartar o separara a la menor de su esfera de resguardo o familiar, y privarla de libertad y afectar su seguridad”.

Richards se refirió al argumento de la defensa, que expuso que Navarro quería proteger a Emmelyn, señalando que “fue parte de su argumento, pero eso entendemos que no modifica la existencia del delito. Vamos a discutir seguramente durante el juicio, que debería realizarse oral y público seguramente, que eso será parte de su enjuiciamiento”.