Entrevistado por CNN Chile, el exministro de Justicia Jaime Campos se refirió a la polémica por el presunto cierre de Punta Peuco en los últimos días del gobierno de Michelle Bachelet.

Sobre esto la autoridad saliente señaló que “jamás la Presidenta de la República me ha pedido o me ha planteado el cierre de Punta Peuco”.

A lo anterior Campos agregó que “Yo terminé mi actividad como Ministro de Justicia el día viernes a las 5 de la tarde, a esa hora me retiré del ministerio de Justicia y hasta ese momento nada vinculado con Punta Peuco, ni cierre ni ninguna resolución que hiciese referencia a ese establecimiento penitenciario había pasado por mis manos”.

Al mismo tiempo el exministro sostuvo que “durante mi gestión el Ministerio de Justicia no elaboró ningún decreto vinculado con Punta Peuco”.

Campos se refirió a quienes aseguraron que el documento con la determinación existió, señalndo que “Si hay gente que habla de la existencia de este supuesto decreto, que te aseguro de existir, no fue hecho por el ministerio de Justicia, bueno que esa persona lo muestre y diga cual es su contenido”.

Refiriéndose a Lorena Fríes, Campos declaró que “Que ella dé explicación a sus dichos, puesto que si existe el documento, que lo muestre, que lo exhiba y si está en el ministerio de Justicia que haga las averiguaciones pertinentes, que le consulten al nuevo ministro y en el departamento respectivo deberá haber”.

Así, Campos añadió que “la señora Lorena Fríes, que era subsecretaria de mi dependencia, en ningún momento me habló ni me comentó nada vinculado sobre esta materia”.

Más adelante, el exsecretario de Estado relató que “Sí el día sábado o el día domingo me hubiesen hipotéticamente planteado la firma de un documento vinculado con Punta Peuco, aún cuando no implicase el cierre de él, tu ten la seguridad que ese documento no lo habría firmado puesto que mis principios, mis convicciones, mi conciencia me lo impide puesto que ya habíamos cesado en nuestras funciones.”

En esta línea Campos definió que “”se habría tratado de un documento absolutamente ineficaz porque no iba a producir efecto jurídico alguno y si hubiese existido ese documento evidentemente que iba a ser un documento políticamente inconveniente puesto que a horas del cambio de mando, comprenderás que habiendo tenido 4 años para legislar o para regular esta materia no lo podíamos hacer”

Finalmente el exministro declaró que “debimos haber normado la situación de Punta Peuco y debimos haber avanzado hacia un criterio de segregación distinto fundado con situaciones humanitarias y para eso tuvimos 1 año y medio durante mi gestión y el Gobierno de la Presidenta Bachelet tuvo 4 años para hacerlo y desgraciadamente eso no se hizo y lo lamento en el alma y yo creo que como país y como gobierno le debemos una explicación a los familiares de detenidos desparecidos”.