Sebastián Piñera nombró hoy al general Hermes Soto como nuevo director de Carabineros, tras la renuncia el pasado lunes de Bruno Villalobos, quien arrastraba una crisis al mando de la institución.

“Le he encargado (a Soto) avanzar en la conformación de un nuevo alto mando de la institución, para iniciar con la mayor fuerza y brevedad un profundo proceso de modernización administrativa, operativa, tecnológica y de equipamiento de Carabineros de Chile”, señaló Piñera.

Con las palabras de buena crianza de siempre, el mandatario agregó que su Gobierno “tiene el firme compromiso de avanzar con un solo norte y propósito, que es mejorar la seguridad de todos los chilenos”.

Hay que recordar que Villalobos dimitió el primer día de Gobierno de Piñera, tras arrastrar una larga crisis a raíz del fraude del Pacogate y la operación Huracán – Antorcha.

Vilallobos fue nombrado por Bachelet en 2015, y debió enfrentar a la Justicia y la opinión pública, por causa del desfalco cometido por los mismos uniformados, quienes desviaban dineros desde cuentas de Carabineros hacia otras personales.

Además fue cuestionado por la denominada Operación Huracán, una maniobra de inteligencia dedicada a investigar a mapuches acusados de quemar iglesias en la Araucanía, pero que terminó con una querella en contra de Carabineros por implantación de pruebas falsas para inculpar a los comuneros, a través del software Antorcha del cuestionado “profesor” Smith.

Piñera dijo que trabajará para “reformar el sistema de inteligencia, mejorar la coordinación de policías, fiscales y jueces”, así como también en la rehabilitación y reinserción de las personas privadas de libertad.

Hermes Soto Isla se desempeñaba hasta ahora como jefe de la Zona Metropolitana y anteriormente cumplió labores equivalentes en las regiones de Antofagasta y el Bíobio.