La empresa Andes Iron, ligada a la familia Délano, valoró la sentencia en que el Tribunal Ambiental de Antofagasta que anuló los rechazos de la Comisión de Evaluación Ambiental de Coquimbo y del Comité de Ministros, del proyecto minero portuario Dominga.

La compañía declaró a través de un comunicado que han “dado estricto cumplimiento a la normativa ambiental vigente. Incluso, se ha obligado más allá de las exigencias legales, con la real intención de desarrollar una minería social y ambientalmente sustentable para la región de Coquimbo”.

En esta línea el presidente ejecutivo de Andes Iron, Iván Garrido, declaró que “valoramos la sentencia del Tribunal Ambiental de Antofagasta, que exige cumplir la legalidad en la evaluación de Dominga y tenemos la convicción de haber dado un estricto cumplimiento a la normativa vigente, con la real intención de desarrollar una minería social y ambientalmente sustentable”.