En medio de las denuncias de abusos en contra el director de teleseries Herval Abreu, la periodista de TVN Andrea Aristegui, reaccionó sumamente sorprendida por los dichos de la actriz Malucha Pinto, quien defendió al hombre tras Soltera Otra Vez y Machos.

Pinto había comentado en Cooperativa que “Mi sensación en todo esto es súper compleja porque lo que yo conozco de Herval es sólo luz. Un hombre muy respetuoso, muy delicado, muy sensible, un gran líder de equipos. Eso es lo que yo vi, sentí, recibí de Herval”.

La actriz dijo en la radio que “Todo lo que ha venido en cuanto a estas demandas lo encuentro feroz. Abrazo, por supuesto, a todas las mujeres que tienen esta experiencia brutal de parte de él. Es algo que hay que abordar y enfrentar. También me parece que aquí hay una masacre. La sensación que tengo es que la intencionalidad desde la prensa con esto… Porque esto es algo generalizado. Este no es el zar de las teleseries que cae lapidado. Esta es una práctica generalizada no sólo en el mundo de la televisión, sino que en el mundo entero”.

Ante estas palabras, la periodista de TVN, Andrea Arístegui comentó en su Twitter: “Qué vergüenza Malucha Pinto hablando de una masacre de la revista Sábado contra Herval Abreu… porque “esto pasa en todos los canales”.

Pues bien, Pinto ocupó Facebook para hacer sus descargos señalando que “Con enorme pena he estado reflexionando en la entrevista que di a Radio Cooperativa y quiero aclarar algunas cosas”, especificando en siete puntos su nueva postura.

Primero sostuvo que “Jamás y en ningún caso pondría ni pongo en duda las denuncias de abuso sexual o poder o acoso o violación. Mi apoyo y solidaridad va a las víctimas. Aplaudo a todas las valientes denunciantes entendiendo, desde dentro, lo difícil que es atreverse a hacerlo. Conozco todo lo qué hay que transitar internamente y todo lo qué hay que enfrentar para hacerlo. Históricamente he apoyado sus causas que son las mías. Lo he hecho de miles de maneras y ésta no será la excepción”.

En un segundo punto pide “disculpas profundas a todas las que se han sentido dañadas por mis palabras” y señala luego que lo que habló fue respondiendo “puntualmente” respecto a su “experiencia con Herval Abreu”, añadiendo que “Jamás quise dañar a nadie ni faltar el respeto, ni relativizar el hecho”.

Más adelante la actriz sostiene que todos deben entender que “esto no termina con Herval Abreu y que él no es el foco. Herval Abreu tendrá que asumir, enfrentar los hechos de los que se le acusa e ir a la justicia; pero espero que la investigación iniciada continúe en toda la profundidad que merece y nos debemos”.

Continuando el punto, Pinto agrega que “Estas horribles y extendidas prácticas, a veces burdas y otras sutiles, en los medios de comunicación, universidades, escuelas, instituciones, tienen que terminar. Ese es el foco. Mi deseo y mi compromiso es que este sea un punto de partida y no termine ni se complete con la caída de Herval Abreu. La prensa puede y debiera ser un agente serio en ese sentido y puede cumplir una labor social y dirigida al bien común importante”.

En el quinto punto la mujer sostiene, siempre en su cuenta de Facebook que “para mi, todo esto, que ha sido un proceso largo, ha sido profundamente doloroso porque están las emociones involucradas. Ha sido difícil enfrentarme a la realidad de que un amigo en el que confiaste, quisiste, admiraste y del que recibiste espacios luminosos, resultó tener otra cara y prácticas ocultas deleznables, dañinas y abusivas. Y esto, también, es un duelo. Es duro y devastador”.

Ya en la parte final, la artista declara que “Las mujeres de nuestro país y del mundo estamos viviendo un momento histórico y delicado al atrevernos a denunciar este tipo de hechos. Nos enfrentamos a fuerzas poderosas instaladas por siglos. Hay muchas muertas en el camino. El foco tiene que estar en apoyar a las víctimas e investigar a los victimarios para hacer de este país y del mundo, un lugar seguro para todas. Por eso, si mis palabras fueron equívocas, ambiguas, vuelvo a pedir disculpas sinceras y desde el fondo de mi corazón”.