“Tenemos problemas estructurales. Y el problema más profundo es que el Presidente no entiende lo que es un problema. No sabe lo que es un problema. Si él no sabe lo que es un problema, estamos todos mal. Yo les quiero contar que me aburrí”. Ese fue sólo uno de los cuestionamientos que el senador Francisco Chahuán esbozó el martes pasado en el consejo de RN que se realizó en el Club Viña del Mar.

Esas palabras, agrupadas en varias críticas que apuntan a la falta de “capacidad técnica para gestionar los proyectos de ley” y a “la lenta instalación” de los cargos “sobre todo en regiones”, dieron pie a un posible quiebre entre la figura de RN y el Gobierno. A la irrupción de algo parecido a un enemigo íntimo.

La especulación surge tras varios episodios en donde el partido de calle Antonio Varas se ha mostrado crítico con la actual administración.

Consultado sobre el tema, el actual presidente de RN, Mario Desbordes, explica que sus dichos responden a que hay distintas miradas sobre el trabajo que ha realizado Piñera. “Hay gente que cree que hay problemas de instalación, otros que sienten que esto ha avanzado bien y rápido. Ambas posturas son legítimas y tienen algún grado de razón. Yo creo que lo que llama la atención en este caso es la dureza de las palabras de Pancho, pero estaba hablando en una reunión privada. Como quien habla en el living de la casa”, explica.

Sobre las críticas de Chahuán que apuntan a que este “un gobierno al que se le han caído 30 seremis”, Desbordes asegura que solo el 10% que se ha visto inhabilitado, es igual a la media general que rotado en los Gobiernos anteriores. “Efectivamente uno quisiera que estuvieran nombrados más personas y eso no ha sucedido pero se debe a distintos factores que no necesariamente tienen problemas con la gestión del Gobierno”.

Aseguró que los dichos no representan mayormente al partido y que este “tema lo daría por cerrado”.

El Presidente Piñera, en tanto, recogió el guante y aseguró que “los gobiernos regionales encabezados por sus intendentes han asumido su misión con eficacia”, dijo en respuesta a la crítica de a la fecha “se le han caído 30 seremis”.

Por último, le pidió a todos los chilenos, con dedicatoria especial que “dejemos atrás las pequeñeces, las rencillas que no conducen a ninguna parte y comprendamos que es mucho más lo que nos une que lo que nos divide”.