“Emocionante hasta el último segundo” fue el concepto que utilizó el periodista deportivo, Felipe Bianchi, para definir el partido entre Nigeria y Argentina y la dura competencia en el Grupo D.

Pero esos términos felices se acabaron cuando el hombre de Mega tuvo que referirse a algunos de sus colegas chilenos y argentinos a quienes acusó básicamente de chaqueteros.

“Merecido triunfo argentino. Me alegro por los amigos, por Sampaoli y por Messi. Y por tanta prensa corneta del otro lado. Muchas gracias por el apoyo y por llevarnos a ser, otra vez, primera sintonía en este Mundial” dijo Bianchi al culminar el duelo entre trasandinos y africanos.

Un rato después el periodista quiso expresar dos datos objetivos “segundo mundial seguido al que clasifican Sampaoli y Becaccece. Con dos países distintos. En ambos avanzaron a segunda ronda”

Aquí se estaba preparando la artillería, cuando Bianchi señala: “Sentido común: ¿alguno de sus despiadados críticos del medio chileno y argentino (tan sabios, exitosos y conocedores ellos) puede decir lo mismo?”.

Más tarde replicaría Bianchi: “Qué técnicos muy críticos de ambos lograron eso? Ninguno 2) ¿Y qué analista estaba equivocado en la evaluación profesional de ambos? Casi todos. Cuando uno busca perdedores, esos son los verdaderos perdedores. Dicen A y pasa B”.

Respondiéndole a un usuario de Twitter, el periodista sostuvo que “Me molesta demasiado la ignorancia y el chaqueteo de tantos. Es taaaan cuma, profesionalmente hablando”.

Pero el análisis no se quedaría ahí, ya que cuando Toño Prieto de Radio Cooperativa habló del saludo de la paz, el hombre de Mega aseguró tajante que “Nunca estuvieron peleados, Toño. Dejemos de darle crédito a tanto cuma que hay hoy en el pobre periodismo y que, lamentablemente, tiene demasiado espacio a ambos lados de la cordillera pese a hacer tan mal su trabajo”.

En su espacio en Mega, el hombre de 53 años agregó que “La prensa que ha inventado cosas terribles. Inventó una violación de Sampaoli. Inventó que Messi maneja este equipo. Puras mentiras, todas producto de la ignoracia y mala leche de algunos. El medio argentino está lleno de chantas, de ladrones y malos profesionales”.