– ¿Cómo se gestó tu candidatura?

He sido una persona que ha estado en la vida política desde que nací. Mi vida ha estado cruzada por la cultura y la política. Desde chica acompañando a mi madre a la agrupación de familiares de Detenidos Desaparecidos y la Vicaría de la Solidaridad. Fui testigo de cómo se armó la resistencia a Pinochet.

Fui militante de las Juventudes Comunistas y luego solo dedicada a los temas culturales haciendo política. Porque yo creo que la cultura y el trabajo cultural es eminentemente político. Volví a Chile el 2005, estaba comenzando el movimiento estudiantil y sentí que tenía que volver involucrarme. Así llegué el 2012 llegué a RD a formar la comisión de cultura porque  pregunté por la comisión de cultura y no había. No se puede hacer una revolución democrática sin cultura. Así empecé a trabajar en diferentes comisiones con distintas responsabilidades en los últimos 6 años. El año pasado se me acercaron para proponerme ser candidata. Me demoré bastante en aceptar pero finalmente me atreví a dar el paso cuando me di cuenta que esta era una candidatura que iba a representar a sectores muy diversos de RD.

“Unidas para crear” ha reunido a sectores que hemos estado en otros momentos de RD en distintas posiciones pero hoy nos convoca las ganas de hacer que RD vuelva a liderar el Frente Amplio (FA) y hacer la cosas bien.

Nos convoca la certeza de que Chile necesita una revolución frenteamplista y va a comenzar con una gran victoria municipal, creemos que es ahí donde vamos a comenzar a cambiar la vida a la gente. Tenemos el sentido de urgencia de lo que Chile requiere y el rol que debe jugar RD.

¿Tu liderazgo pretende refundar el FA?

– No hay que refundar nada creo que el FA es un conglomerado muy diverso. Estuve en Iquique ayer en un conversatorio sobre derechos humanos y la gente que llegó era muy diversa. Dirigentes de Alto Hospicio contando su experiencia en dictadura. Compañeros mayores de no más AFP. Todos compartían sus experiencias y siguen estando al pie del cañón. Había estudiantes. Yo creo que RD y el FA tienen que ser capaces de representar toda esa diversidad y en nuestra lista esa diversidad se muestra y se vive y ahí esta la riqueza del FA. Una revolución frenteamplista se va a hacer desde todos los territorios de Chile y nadie sobra. Tenemos que ser capaces de acoger esa diversidad.

Javiera sabe lo que es ser un personaje público desde muy temprana edad. A los 8 años se convirtió en una figura reconocida gracias a sus roles en las teleseries de TVN La Torre 10, Marta a las Ocho, La Dama del Balcón y Trampas y Caretas. Hija del sociólogo y miembro de la Vicaría de la Solidaridad, José Manuel Parada, que fue secuestrado y degollado por agentes de Carabineros el 29 de marzo de 1985. Javiera se quedó sin padre a los 11 años. Dos años después comenzó a militar en las Juventudes Comunistas (JJCC) hasta que cumplió 16 años.

¿Por qué dejaste de militar?

– Dejé la Jota cuando cayó el muro de Berlín. Me di cuenta que no había democracia ni libertad en los regímenes comunistas.

¿Y en Cuba?

– Cuba es una dictadura.

– ¿Y en Venezuela?

En Venezuela se han violado todos los principios de una democracia. Hay presos políticos, es un régimen autoritario q usa los símbolos de la izquierda pero que de izquierda no tiene nada.

– ¿Cómo llegaste a la televisión?

A los 7 empecé actuar. Roberto Parada, mi abuelo, y María Maluenda me invitaron a trabajar en una obra y de ahí estuve en una compañía de teatro infantil dirigido por Sonia Viveros. Era una obra ecologista. Vicente Sabatini andaba buscando una niña actriz. Mis papás no querían que entrara a la televisión. Les dije que era el colmo que no confiaran en la educación que me habían dado. Así que finalmente entré a TVN.

A los 18 años se fue a vivir a Francia siguiendo a su madre. Pasó por Barcelona y se enamoró de la ciudad y de un hombre. Se quedó 13 años en España. Estudió teatro de manera profesional. Regresó a Chile el 2005. Fue Directora de Circulación del Festival de teatro “Santiago a Mil” y estuvo en Cancillería como encargada de Artes Visuales y Arquitectura, creando el primer pabellón de Chile en Venecia junto al artista Iván Navarro. En el último gobierno de la presidenta  Bachelet fue Agregada Cultural en EEUU.

– ¿Qué te diferencia del resto de las candidaturas?

Primero voy a ser una presidenta a tiempo completo y dedicación exclusiva.

Nosotros vemos con preocupación el auge de la ultra derecha, no creemos que estén estacados. Las noticias de las últimas semanas así lo demuestran. José Antonio Kast lidera las encuestas y hay partidos pinochetistas inscribiéndose. Hay actitudes autoritarias que empiezan a aflorar y eso requiere que el FA retome el liderazgo de la oposición y seamos capaces de recuperar municipios mal administrados para construir el camino para un gobierno del FA el 2022. Ese esfuerzo de dirección y liderazgo requiere de dedicación exclusiva.

– ¿Quieres decir que Catalina Pérez no tendría dedicación exclusiva?

– Ella no tiene dedicación exclusiva. Ha demostrado ser una excelente Diputada pero no puede dedicarse con todo a conducir RD, en el momento de RD y Chile requiere que nosotros estemos a tiempo completo y, segundo, la otra diferencia grande que tenemos con Catalina y su lista es el sentido de urgencia que creemos que vive Chile… y los cambios que requiere.

No creemos que cumplimos nuestros objetivos.  RD y FA gana y avanza cuando somos capaces de hacer cambios concretos en la vida de la gente y eso sin lugar a duda comienza en los gobiernos regionales y municipios. No podemos esperar condiciones históricas o revolucionarias para avanzar.

Creemos que hay que ir avanzando día a día y las próximas elecciones municipales y de gobiernos regionales son una gran posibilidad para comenzar esta revolución frenteamplista desde los territorios, desde la gente y para la gente.

– ¿Y qué otro elemento te diferencia de Pérez?

– Una gran diferencia es que Catalina representa la continuidad y eso está muy bien. Ella es representante del sector que ha liderado RD por los últimos dos años y nosotros representamos una nueva alianza muy amplia que cree que la gestión del partido no ha estado a la altura.

– Concertación por la Democracia, Nueva Mayoría, Frente Amplio… ¿hay un reciclaje o borrón y cuenta nueva?

– Hay un ciclo histórico que terminó. El 2011 se mueven los cimientos de la democracia y se abre un nuevo ciclo político y nace desde los movimientos sociales el FA. Antes estuvo la Concertación con sus claros y oscuros y la Nueva Mayoría fue un intento de continuidad pero hoy no existe en la práctica y el FA es el llamado a conducir a la izquierda y al progresismo para construir un país donde entremos todos y todas y nadie se sienta excluido, donde nadie nazca con desventajas.

Y esa opción de generar una propuesta transformadora que haga de Chile un país más justo y más libre está en el FA y es una enorme responsabilidad.

– ¿Qué condiciones particulares tienes tú para liderar este proceso?

– Yo tengo una experiencia de vida y política de 44 años y desde los 13 milito en diferentes movimientos y partidos. Milité en la JJCC, en RD, en el movimiento Marca tu Voto, participé del movimiento estudiantil en los 80 y tengo experiencia en gestión y producción. Fui responsable del acto por la memoria realizado en agosto para rechazar las declaraciones del ex ministro de Cultura Rojas. Junto a otras personas fuimos capaces de articular el movimiento ciudadano Marca tu Voto hecho sin recursos. Mi vida política más mi experiencia política y profesional a cargo de grandes producciones me hace una persona capacitada para liderar este momento político de RD para los próximos dos años.

“Chile necesita una revolución “frenteamplista” que debería partir con una gran victoria municipal”

– ¿Quiénes son tu aliados en el FA?

– Yo tengo afinidad con varios de los lideres del FA dirigentes desde hace tiempo, algunos que conozco desde antes que existiera el FA como a Cristián Cuevas, Pamela Jiles y con otros hemos tenido diálogos constantes como con Carlos Ruíz.

Hay muchos huérfanos de proyectos políticos y ponen su esperanza en el FA y a esa gente le hace sentido que alguien con la trayectoria política que yo tengo pueda liderar el partido Revolución Democrática.

– ¿y Boric y Jackson?

– Yo entré a RD por Giorgio Jackson. Tengo una admiración por él. Fui activa en su campaña, en mi casa se hicieron muchas reuniones de su candidatura y él es de las grandes personalidades políticas de siglo XXI en Chile; lo mismo con Gabriel Boric, lo entrevisté el 2012 y siempre he tenido un fluido diálogo y lo admiro profundamente.

Lo mismo con el Alcalde Sharp, Vlado Mirosevic. Esa generación nos sacudió del letargo y nos reconectó con la necesidad de volver a la política como actividad colectiva que puede transforma la vida de los chilenos. Así que siento mucha admiración por ellos y además tengo un diálogo constante con todos.

– ¿Por quién va a votar Giorgio Jackson?

– Eso se lo tienes que preguntar a él.

– ¿Quiénes forman parte de tu lista?

Tenemos una lista muy buena. Va  de candidato a secretario general Tomás Vodanovic con un gran trabajo territorial de zona norponiente. Ha trabajado en el distrito 8 y tiene un gran conocimiento de esos sectores.

Como secretaria ejecutiva está Emilia Ríos, gran dirigente. Es concejala de Ñuñoa y ha tenido una labor importante en ese consejo, atenta a plan regulador y temas inmobiliarios y ha aprendido del trabajo municipal. El tesorero es Rodrigo Baeza de Valdivia que milita hace tiempo en RD y ha dado grandes luchas ambientalistas en su zona. Daniela Escrig, está en RD Pudahuel. Tiene mucha experiencia en comisiones que son los espacios de contenidos de RD. Como coordinador de redes ciudadanas va Rolando Suárez, gran dirigente de la diversidad sexual, que ha sido activista de LGTVIQ+, que ha luchado porque la diversidad sea un valor y hacernos conscientes a las y los militantes de RD de cómo cada día se vulneran los derechos de las comunidades de la diversidad sexual. Es una lista diversa que representa sectores diferentes de RD para liderar la revolución frenteamplista.

– ¿Cómo evalúas la gestión de la actual directiva?

– Creo que ha habido problemas administrativos, rendiciones al Servel, ha habido varios cambios en la directiva, y problemas de gestión política en algunos territorios en algunas organizaciones sociales que requerían de más atención por parte de la directiva.

CATRILLANCA BOLSONARO

– ¿Qué opinión te merece el “Caso Catrillanca”?

– Lamentablemente, el asesinato del comunero Camilo Catrillanca nos explota en la cara y evidencia la inoperancia de la clase política de los últimos 30 años.

La Concertación no fue capaz de superar esto y militarizó la Araucanía; esto no comenzó ahora. Hay muertos en democracia que son responsabilidad de gobiernos de la Concertación.  Esto nos tira en la casa la necesidad de hacer una reforma en Carabineros y eso se debió hacer al final de dictadura y aún no se ha hecho.

– ¿Cómo percibe el fenómeno Bolsonaro en América Latina?

– Una de las grandes razones para liderar este proceso es porque entendemos el peligro de lo que pasa y puede pasar en Chile. La gente no sabe qué va a pasar cuando jubilen porque la plata no alcanza. Tienen miedo a enfermarse, no saben cómo educar a sus hijos y eso abona el terreno para que propuestas totalitarias tomen el poder.

La izquierda desatendió temas relevantes para la gente como la seguridad. No hemos sido capaces de tener propuestas en ese ámbito.  Además, la corrupción ha sido un flagelo del que la izquierda le ha costado mucho separarse, y ha sido poco clara y poco tajante en eso. Y la gente nos lo ha cobrado y eso ocurrió en Brasil. Por eso la mejor oportunidad que tenemos para demostrar por qué es importante que  el FA gobierne son los gobiernos locales, porque las municipalidades son el primer contacto de la gente con el aparato del Estado.

– ¿Quiénes en la derecha te parecen interlocutores válidos?

– Yo reconozco en Evópoli una derecha democrática pero me gustaría verlos más enérgicos en una agenda liberal pero reconozco en ellos la defensa de la democracia y no hacer vista rasa frente a los crímenes de la Dictadura. Espero que sea esa la derecha con la que tenemos que entendernos en los próximos 30 años.

CHOQUE

– ¿Con qué perspectiva miras el choque que tuviste el 2017?

– Fue un lamentable episodio. Cometí un error que no tuvo consecuencia pero del que aprendí mucho. Jamás volvería a hacer algo así. Creo que fue una gran lección de vida y una lección política para mi. Aprendí que cuando uno asume responsabilidades políticas tiene que tener un estándar de comportamiento mayor y mejor porque hay gente que ha puesto su confianza y esperanza en uno. Lamentablemente, esto lo aprendí con un error muy grande mío.

– ¿Qué costos tuvo para ti?

– Bajaron una candidatura que estaba tomando mucho vuelo. Habíamos hecho un trabajo muy bonito en el distrito 8 que, felizmente, fue canalizado por la candidatura  de Pablo Vidal y estoy muy contenta de que todo ese impulso que se había generado pudiera desembocar, junto a su propio trabajo, en que el sea un excelente Diputado y que además tiene un trabajo territorial muy fuerte. Ese charchazo emocional fue muy fuerte y me hizo crecer humana y políticamente. Haber decidido quedarme en el partido pese al dolor que tenía fue una buena cosa. Uno aprende de sus errores.

– En las redes sociales te trataron con dureza

– Siempre me hacen bulling en redes sociales. Desde cuando dije que había abortado cuando se comenzó  discutir lo de las 3 causales. Puse un tuit diciendo que levantáramos la mano diciendo quienes habíamos abortado porque en Chile lamentablemente los sectores que abogan porque no se legalice el aborto son sectores que, te aseguro, han tenido abortos en sus familias o cercanos y ahí recibí ataques de sectores fanáticos que no tienen vergüenza en decir que Pinochet debió haber matado más gente.

– ¿Por qué tu lista se llama Unidas para crear y no Unidos para crear?

– Queremos reivindicar el plural en femenino y no el plural masculino, más todavía por el guiño al movimiento feminista.