En tiempos de crisis, la Dirección de Crédito Prendario (Dicrep), alias “la Tía Rica”, se convierte en el mejor amigo de la gente sin plata y en apuros. Y esto ya se ha empezado a notar…

Según datos de la Dicrep, a los chilenos hoy no les está alcanzando el sueldo ni para la primera semana del mes. Si antes solían ir a la Tía Rica después del 15, hoy lo hacen el 1º. Por eso no es difícil encontrarse con largas filas de gente con televisores, cámaras fotográficas o joyas apenas les pagan el sueldo.

Los montos que se prestan no son muy altos. Por objetos varios (televisores, equipos, videos, etc) se puede llegar a pagar hasta 40 mil pesos; por joyas y alhajas, hasta 100 mil.

Según las estadísticas de la Dicrep, el último trimestre sus clientes han aumentado en un 11,8%, manteniendo la tasa de crecimiento de los trimestres anteriores. El monto de los créditos ha crecido en un 61,8%, es decir, si para el tercer trimestre del 2007 la Tía Rica había prestado 3 mil millones de pesos, este año ha subido a 4 mil ochocientos millones.

Con la Navidad encima, las cosas se ven más complicadas. Según una trabajadora de la Tía Rica de Santiago, “los empeños aumentan a medida que se acerca la Pascua; la gente necesita plata para comprar regalos y pasar las fiestas, porque los aguinaldos parece que no les alcanzan”.

Aunque en la Dicrep no creen que el aumento de los empeños estén relacionados con la crisis, basta con mirar las cifras para ver que los préstamos se incrementaron a medida que subían los precios.

Si bien la Dicrep no cree que el aumento de los préstamos esté relacionado con la crisis financiera, basta con darse cuenta que los empeños aumentaron al mismo tiempo que subían los precios.

Y si usted está muy urgido de plata, sepa que si tiene un plasma o un computador de 600 mil pesos, los podrá empeñar en 40 mil.